Imprimir esta página
Jueves, 28 Abril 2022 14:33

Irán sigue persiguiendo a los cristianos, especialmente a los conversos

Según el último informe de la Comisión Internacional de Libertad Religiosa de EE.UU. (USCIRF), la República Islámica de Irán comete «sistemáticas, continuas y graves violaciones de la libertad religiosa». El último arrestado, en Semana Santa, fue Rahmat Rostamipour (en la foto), un converso de 49 años.

 

(Asia News/InfoCatólica) Irán sigue siendo un país «especialmente preocupante» [Country of Particular Concern, CPC] en materia de libertad religiosa, debido a las «violaciones sistemáticas, continuas y graves de la libertad religiosa».

 

Así lo afirmaron los expertos de la USCIRF, quienes piden al Departamento de Estado que mantenga a la República Islámica en la lista negra de 2022 de países que obstaculizan la libre práctica del cultoincluso a los cristianos aunque estén reconocido por la ley. La lista incluye Arabia Saudita, Corea del Norte, China, Siria, Vietnam y Myanmar, entre otros.

 

En el informe anual, publicado en los últimos días, los expertos del grupo independiente y bipartidista del Congreso señalan que el año pasado la libertad religiosa en Teherán «sigue siendo escasa». En el apartado dedicado a Irán, el estudio critica al Gobierno y a los ayatolás por «los continuos arrestos, incriminaciones y condenas de decenas de cristianos» con diferentes tipos de acusaciones, sobre todo «propaganda contra el régimen».

 

Entre los ejemplos de violaciones en el último año, el informe recuerda la condena de tres cristianos conversos en virtud del artículo 500 del Código Penal, reformado en febrero del año pasado, por «actividades desviadas» que contradicen la «sagrada ley islámica». Tendrán que cumplir cinco años de cárcel. También el preso de conciencia Yousef Nadarkhani por «actos contrarios a la seguridad nacional» y la «promoción del cristianismo sionista». Se rechazó la apelación del converso Sam Khosravi condenado por «propaganda contra el Estado» meses después de que a él y su esposa Maryam les quitaran la custodia de su hija por «sus creencias religiosas».

 

El último caso ocurrió hace pocos días y fue difundido por los activistas de Article18, un sitio especializado en documentar las represiones que se llevan a cabo en la República Islámica. El 18 de abril, agentes vestidos de civil dependientes del Ministerio de Inteligencia (Mois) se llevaron de su casa en Anzali, un pequeño pueblo en el norte de Irán, al converso cristiano Rahmat Rostamipour (en la foto), de 49 años. Confiscaron numerosos ejemplares de la Biblia que tenía en su poder, así como documentos y objetos personales, como su documento de identidad, teléfonos celulares de su familia, tabletas y varios libros. Hasta el momento no se han presentado cargos oficialmente, pero el hombre sigue detenido por «propaganda contra el régimen por la participación en actividades de iglesia doméstica». En el momento de la redada se encontraban presentes en la casa su hijo de 13 años y su esposa, quien también estuvo en peligro de ser arrestada aunque luego la dejaron en libertad.

 

No solo cristianos

Las violaciones de la libertad religiosa en Irán no solo afectan a los cristianos sino también a los bahaíes, sufíes, sunitas y ateos. En la conclusión del informe, los expertos piden al gobierno de Estados Unidos y a las agencias internacionales que «ejerzan presión» sobre Teherán para promover una «mejora» efectiva de la libertad religiosa y la práctica del culto.

 

 

 

Infocatolica.com