Imprimir esta página
Jueves, 05 Mayo 2022 11:24

Roma pide al cardenal Poli que no haga transacciones económicas importantes en la archidiócesis de Buenos Aires hasta que se retire

Una auditoria del Vaticano efectuada al arzobispado de Buenos Aires ha concluido que no se han cumplido las normas eclesiásticas establecidas sobre transacciones de bienes de la Iglesia, en particular el sometimiento a las instancias de supervisión. La Santa Sede ha recomendado al arzobispo porteño, cardenal Mario Poli, que se limite a realizar las transacciones «estrictamente necesarias» hasta que presente su renuncia al Papa por edad, algo que ocurrirá el próximo mes de noviembre.

 

(VR/Aica/InfoCatólica) La auditoría fue efectuada en octubre por dos enviados de la congregación para el Clero y la primera resolución -una carta del prefecto y del secretario de ese organismo vaticano al arenal Poli- trascendió el pasado martes.

 

Precisamente el cardenal Poli será recibido este jueves por Francisco en el marco de un viaje a Roma que, según la agencia AICA, estaba programado y tiene por fin entregarle al pontífice las conclusiones de un reciente sínodo arquidiocesano y reunirse con organismos vaticanos.

 

En la carta no se mencionan operaciones concretas, pero si advierte por la falta de conformación del Colegio de Consultores y la virtual inoperancia del Consejo de Asuntos Económicos de la arquidiócesis, integrado por sacerdotes y laicos, que deben supervisar las transacciones. También recuerda cuando el monto de la transacción supera su cierto monto -que en el caso de la Iglesia en el país es de trescientos mil dólares -debe consultarse a la Santa Sede.

 

Tras agradecer «la disponibilidad» con que fueron recibidos los auditores, en la carta se dice que «causa perplejidad que, a pesar de la presencia de un numeroso Consejo Episcopal, no esté constituido el Colegio de Consultores (…) y que, en los hechos, el Consejo de Asuntos Económicos se encuentre inoperante, ya que se está pensando en su redefinición», lo que impide que puedan suprvisar las operaciones financieras como es su misión.

 

«Me veo en la obligación de informarle respecto de la necesidad de constituir y poner en funcionamiento el Consejo de Asuntos Económicos y el Colegio de Consultores lo antes posible», dice la carta al cardenal Poli firmada por el prefecto y el secretario de la Congregación para el Clero del Vaticano, los arzobispos Lazzaro You Heung sin y Andrés Ferrada Moreira,

 

Más adelante, se refiere a la proximidad de Poli de cumplir 75años y dice que quiere «subrayar de manera especial que, en vísperas de los setenta y cuatro años de edad de Su Eminencia, se limite a realizar únicamente aquellas transacciones económicas que en la actualidad resulten estrictamente necesarias».

 

En ese sentido, también le pide intentar «en la medida de lo posible, no enajenar más activos pertenecientes a la arquidiócesis o a las parroquias, lo que al parecer ha ocurrido con frecuencia en los últimos tiempos».

 

En el tramo final de la carta le pide a Poli que la Economía Diocesana, Norma Rodríguez, le envíe a la congregación la documentación administrativa y contable que manifestó que pondría a disposición.

 

Concluye la carta diciendo que «cada palabra de la presente misiva ha sido ponderada y escrita, pensando en el servicio común que, en diferentes roles, ambos prestamos a la Iglesia y al Santo Padre».

 

Respuesta de la archidiócesis de BB.AA

El arzobispado de Buenos Aires ha difundido un comunicado explicando los motivos del viaje a Roma del cardenal Mario Aurelio Poli y precisando las informaciones sobre la visita de miembros de la Congregación para el Clero para «informarse sobre el proceso sinodal y la mayor participación de agentes pastorales en el marco sinodal que está caminando la arquidiócesis, incluyendo los aspectos administrativos y económicos».

 

«Durante la visita, la administración arquidiocesana puso a disposición toda la documentación contable, y en ningún caso se detectaron delitos o negociados. Al concluir, exhortaron a mejorar los procesos en la toma de decisiones en lo referente a la administración de los recursos económicos al servicio de la evangelización», puntualizó en un comunicado.

 

«Son muchas las obras solidarias que se realizan, en particular en este último tiempo a causa de la pandemia, que requieren de recursos para sostenerlas en el tiempo. Por tal motivo, desde hace años, la arquidiócesis de Buenos Aires recorre un camino para una mejor administración y uso de los bienes, puestos al servicio de la obra evangelizadora y caritativa de la Iglesia», subrayó.

 

 

Infocatolica.com