Martes, 17 Mayo 2022 14:17

El obispo de Münster, Mons. Félix Genn, advierte que la Iglesia se encuenta «en un estado de agitación de enormes proporciones»

En un servicio religioso con motivo del 775º aniversario de la parroquia de Neuenkirchen, en Westfalia, el obispo de Münster, Mons. Félix Genn, aseguró que la Iglesia se encuentra «en un estado de agitación de enormes proporciones» ante la crisis de los abusos, la «vía sinodal» alemana y los efectos de la pandemia por Covid-19.

(CNAd/InfoCatólica) «La Iglesia de hoy es menos una 'casa llena de gloria', como cantamos en la canción de apertura», admitió el obispo de Münster. Sin embargo, hay esperanza, dijo, porque el Apocalipsis de Juan dice: «Enjugará todas las lágrimas de nuestros ojos».

 

«Lo mejor es que Dios nos ama», dijo Genn. Pidió a los jóvenes, a los jóvenes y a los niños, en particular, que sigan comprometiéndose con la Iglesia: «De vosotros depende, sobre todo, que la Palabra de Dios siga adelante».

 

El párroco Markus Thoms también subrayó en la Misa: «A pesar de todos los problemas, queremos mirar hacia adelante y vivir del poder del mensaje del evangelio para modelar el futuro».

 

 

Infocatolica.com