Miércoles, 12 Febrero 2014 22:29

Católicos, divididos, revela encuesta

Los más jóvenes no coinciden con los preceptos de la doctrina 

CIUDAD DEL VATICANO.— Gran parte de los católicos del mundo no coinciden con la posición de la Santa Sede en relación al divorcio, aborto, contracepción y otras enseñanzas doctrinales de la iglesia católica, aunque favorecen al gestión del papa Francisco, según revela una encuesta de la empresa Bendixen & Amandi International, a petición de la cadena Univisión, que recoge la opinión de más de 12 mil católicos de 12 países de Asia, África, Europa y América, lo que representa el 61% de la población católica.

En México, según la encuesta, el 68% de los católicos es favorable al aborto en algunos casos y 88% aprueba el uso de los anticonceptivos; en tanto, 60% está de acuerdo con el divorcio, 65% se opone al matrimonio de los sacerdotes, 62% al de los homosexuales y 80% a la celebración de estos matrimonios ante la iglesia.

En cuanto al Papa, 70% de los mexicanos consideran buena o excelente la manera en que conduce su ministerio pontificio. Sin embargo, México ha resultado ser el país de América Latinadonde peor concento se tiene del Papa, con 26% de encuestados que consideran sus logros pobres o mediocres.

De acuerdo con el diario español El País, Estas cifras contrastan con el 1% de los italianos y polacos que recelan del nuevo Pontífice y 6% de los brasileños.

Por lo que toca a los católicos de otros países del mundo, según la media realizada por los encuestadores, 58% niega que los divorciados vivan en el pecado (salvo en Uganda y el Congo, la mayoría estuvo en sintonía con El Vaticano); 50% dice sí al matrimonio de los sacerdotes, 51% al sacerdocio femenino, 57% al aborto en cualquier caso y 78% al uso de contraceptivos, mientras que 66% se opone a los matrimonios homosexuales y 76% a los matrimonios gay entre católicos. Además, 87% de los encuestados ven con gran simpatía al Papa y la manera como conduce su pontificado.

Las diferencias

Sin embargo, existen divisiones con variantes a partir de la región geográfica de la que proceden los encuestados y de países desarrollados o pobres; de tal suerte, mientras en Francia sólo 5% rechaza el aborto en cualquier circunstancia, 73% en Filipinas no lo aceptaría en ningún caso.

En España se registraron los más altos niveles de posturas liberales en los siete temas cubiertos por la encuesta: divorcio, matrimonio de sacerdotes, las mujeres y el sacerdocio, aborto, anticonceptivos, matrimonio gay y matrimonio gay entre católicos.

El tema que mayor división generó fue el de los matrimonios entre homosexuales. Un mayor número de mujeres, jóvenes y miembros de la clase media se pronunciaron a favor de estas uniones, en comparación con el resto de los grupos de la encuesta.

Las diferencias generacionales más importantes se encontraron en Colombia, el Congo, México y España, donde las personas de la tercera edad tienden a estar más en sintonía con la Iglesia que los jóvenes de la zona, planteando un reto fundamental para la iglesia del futuro.

Vistos los otros resultados obtenidos por la encuesta, es muy posible que las iglesias católicas del mundo, la Santa Sede y el Papa tengan que hacer una reflexión, toda vez que fueron sobre todo de los jóvenes las respuestas que resultaron más críticas.

Interesante es asimismo el hecho de que la encuesta haya anticipado el Sínodo de los obispos sobre el tema de la familia, que tendrá lugar en octubre, y que haya sido difundida a pocos días de que Francisco definiera el núcleo familiar como la “célula fundamental de la sociedad”, la cual, vistos los datos reportados, no parece compartir del todo las enseñanzas de la Iglesia de Roma.

Por una mayor apertura

En octubre pasado, el Vaticano envió un cuestionario a todos los episcopados para saber la opinión de sus fieles sobre algunos de los temas tratados en la encuesta, a fin de elaborar los llamados “lineamentos” del Sínodo, que podrían construir los cimientos de la iglesia católica del futuro.

Refiriéndose este cuestionario, el padre Federico Lombardi, portavoz de la Santa Sede, aclaró en su momento que se trataba de un documento consultivo sobre los grandes retos enfrentados la Iglesia en la actualidad. Uno de los resultados de ese sondeo vaticano fue anticipado por el Servicio de información religiosa: los fieles piden una iglesia “más abierta”.

Los católicos belgas ven esta apertura en relación a los “homosexuales y los divorciados” y el episcopado alemán respecto de la “exclusión de los sacramentos a los divorciados que se han vuelto a casar”, que considera “una discriminación injusta y cruel”.

Francesco Peloso, vaticanista del diario Il Secolo XIX y de la revista MicroOmega, dijo al EL UNIVERSAL que la encuesta de Univisión no sorprende visto que “los católicos sufren el embate de una realidad que exige cambios en una iglesia que permanece inerte ante fenómenos tan actuales como el divorcio, el aborto y la contracepción”.

El vaticanista no cree, sin embargo, que estos y otros problemas puedan “obtener una respuesta del próximo Sínodo de los obispos, porque atañen a aspectos fundamentales de la doctrina católica, como lo es la familia”, una institución “fundada en el matrimonio indisoluble y cuya principal finalidad es la procreación”.

Por lo que toca “al celibato sacerdotal, el sacerdocio femenino y la comunión para los divorciados que se han vuelto a casar, me parece que el papa Francisco está siguiendo la línea ya trazada por Juan Pablo II y Benedicto XVI”, concluyó Francesco Peloso. (Con información de Notimex)

 

eluniversal.com.mx  1-02-2014