Lunes, 26 Septiembre 2022 11:57

Cañizares pide a los católicos manifestarse contra las leyes injustas

El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha arengado a los fieles católicos a salir a la calle para decir «¡Basta ya! ¡Hasta aquí hemos llegado!»

 

Es el mensaje que se desprende de la última misiva del cardenal, que podría estar agotando sus últimos cartuchos ante su inminente relevo. El obispo de Getafe, Ginés García Beltrán, Ángel Pérez Pueyo, obispo de Barbastro o Enrique Benavent, obispo de Tortosa, son quienes suenan para ocupar la plaza de Cañizares.

 

«Ante la situación que nos envuelve y amenaza al mundo entero es preciso y urgente que se despierte en el corazón de todo el mundo una firme decisión de rechazar las vías de la violencia, del engaño y de la mentira, del fraude, y luchar contra toda semilla de odio, desigualdad y división en el seno de la familia humana y trabajar por el advenimiento de una nueva era de cooperación universal, de lealtad, inspirada en los más altos valores de verdad, solidaridad», escribe el purpurado.

 

Cañizares añade que «es preciso exigir por medios públicos y legítimos a los que rigen los destinos de los pueblos o aspiran a regirlos: que, en todas sus decisiones, les mueva el respeto a la dignidad de la persona, a la fidelidad, a la naturaleza, a la gramática humana de su identidad, a los derechos humanos inalienables y a la implantación de la justicia, que es condición indispensable para una libertad auténtica y una paz verdadera y duradera, y la búsqueda por encima de todo del bien común».

 

El arzobispo de Valencia señala que «en el siglo que nos encontramos la Humanidad tiene la oportunidad de hacer grandes avances contra algunos de sus enemigos tradicionales, decía: la pobreza, la enfermedad, la violencia, la eliminación de la vida o la falta de respeto a la vida. De nosotros depende que, a un siglo de lágrimas, el siglo XX, le siga un siglo XXI que sea tiempo auroral para el hombre, “una nueva primavera del espíritu humano”.

 

Además, el cardenal apunta que «las apremiantes cuestiones éticas suscitadas por la división existente entre quienes se benefician de la globalización de la economía mundial y aquellos que se ven excluidos de dichos beneficios exigen respuestas nuevas y creativas por parte de la comunidad internacional. La revolución de la libertad en el mundo debe verse completada por una “revolución de oportunidades” que haga posible que todos los miembros de la familia humana gocen de una existencia digna y compartan los beneficios de un desarrollo auténticamente global».

 

Por otro lado, Antonio Cañizares insiste en la necesidad de «convertirnos a Dios, volver a Dios, centrar nuestra mirada, nuestro corazón y nuestras vidas en Jesucristo». «No podemos servir a Dios y al dinero. No podemos servir a Dios y a esta sociedad en la que todo parece que tiene que ser economía, dinero, poder, hedonismo a toda costa, utilitarismo sin límite en todo», agrega el purpurado. Cañizares lamenta que «esta sociedad tan materialista, en la que parece que sólo cuenta el dinero y el placer, que se han convertido en verdaderos ídolos, a los que el hombre se supedita y se postra, en los que centra todo interés. Necesitamos a Dios, en quien está la verdad del hombre y su dignidad».

 

En último lugar, el arzobispo de Valencia sostiene que «no puede mantenerse la libertad en un clima cultural que mide la dignidad humana en términos estrictamente utilitarios». Cañizares concluye diciendo que «hay que exigir a los que nos gobiernan y legislan y protestar y denunciar públicamente, con manifestaciones públicas legítimas». «No podemos ser y continuar siendo la cofradía de los ausentes y callar sin manifestarse, frente a leyes injustas, como las que están en contra de la vida- las relacionadas con el favor del aborto, como las últimas leyes aprobadas en España. Pido encarecidamente a los católicos que se unan y se manifiesten contra leyes inicuas e injustas, reprobables y son ya tantas que hay que decir ¡BASTA! ¡YA ESTÁ BIEN!, ¡HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO!», concluye el cardenal.

 

 

infovaticana.com