Viernes, 11 Noviembre 2022 15:57

El arzobispo Cordileone denuncia que California blinda el aborto hasta el día de dar a luz

El pasado martes, los ciudadanos de Estados Unidos acudieron a las urnas para renovar el Senado y la Cámara de los Representantes.

 

Además, algunos Estados votaron algunas leyes para su aprobación. Fue el caso de Florida, que aprobó blindar el «derecho al aborto» en la Constitución. Ante esta nueva salvajada, el arzobispo de San Francisco y candidato a presidir la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, ha enviado una carta a los fieles a propósito de la aprobación de la Proposición 1, que tenía como finalidad defender y aprobar el asesinato de niños en el vientre materno.

 

«Quería aprovechar este momento para expresar mi más profundo agradecimiento por todos sus esfuerzos para crear conciencia sobre los males de la Proposición 1, que enmienda la constitución de California al permitir la muerte de la vida humana en el útero después de la etapa de viabilidad. Ya es bastante malo en cualquier momento, pero esta enmienda permitirá el aborto incluso hasta el día en que una madre sana pueda dar a luz a un bebé sano», denuncia Cordileone.

 

El arzobispo de San Francisco defiende que «tanto desde el púlpito como en los boletines parroquiales, nuestros sacerdotes aclararon el lenguaje imprudente y las realidades de esta medida de aborto extremo, y nuestros fieles laicos ofrecieron incansablemente su tiempo, para defender el No a esta proposición».

 

«Desafortunadamente, la Proposición 1 fue aprobada el día de las elecciones a pesar de que más del 80% de los californianos están en contra de los abortos tardíos», añade el arzobispo.

 

Monseñor Cordileone califica la Proposición 1 como «devastadora para las mujeres, los niños y las familias de California», aunque sostiene que existen algunos avances positivos. «Al arrojar una luz brillante sobre el valor de la maternidad y la dignidad inherente del niño por nacer, nuestro arduo trabajo ayudó a cambiar las mentes y los corazones hacia el movimiento pro-vida. Una encuesta reciente realizada por Rasmussen Reports y el Capitol Research Institute encontró que casi un 10% más de mujeres se identifican como pro-vida que antes de la campaña, mientras que, al mismo tiempo, la cantidad de californianos que se identifican como «pro-elección» se ha reducido en siete puntos porcentuales», sostiene Cordileone.

 

El candidato a presidir la Conferencia Episcopal de Estados Unidos afirma que «la Propuesta 1 inevitablemente será impugnada en los tribunales»,  y «continuaremos haciendo nuestro trabajo esencial de acompañar a las madres en apuros a través de los centros de embarazo en crisis que salvan vidas y nuestros ministerios de curación posaborto. A través de estos y otros esfuerzos significativos, mostramos bellamente lo que significa ser pro-vida al apoyar a las mujeres antes y después de que nazcan sus bebés».

 

Cordileone afirma que van a continuar «ampliando lo que realmente significa “elección” auténtica al brindarles a las mujeres embarazadas información precisa sobre lo que sucede dentro de sus cuerpos, informándolas sobre todas las opciones vitales y vinculándolas con los recursos que necesitan para ejercer esas opciones».

 

El arzobispo concluye haciendo hincapié en que «como personas de fe, sabemos que la paz en el mundo comienza con la paz en el útero. Esta batalla espiritual continuará mientras miramos hacia el día en que el aborto será impensable en todos los estados de nuestra nación»

 

 

infovaticana.com