Viernes, 11 Noviembre 2022 15:59

Piden retirar un sello del Partido Comunista de España, que asesinó a miles de mártires

La empresa pública de Correos acaba de editar un sello por el centenario del Partido Comunista de España (PCE). Se trata de una organización responsable de centenares de muertes, en especial de católicos. Miles de ciudadanos piden su retirada.

 

La campaña está dirigida al presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, y considera que la estampa conmemorativa “exalta una ideología asesina”.

 

La iniciativa puede ser suscrita en el portal HazteOir.org y argumenta que el comunismo es responsable de "más de 120 millones de muertes". También de "producir miseria y violación de derechos humanos en todas las sociedades donde se ha implantado".

 

En concreto, denuncian que en España “también ha sembrado el crimen y el terror produciendo miles de muertos y llevándonos a una guerra civil”.

 

La emisión del sello tiene, a juicio de los impulsores de la campaña, “una carga ideológica revanchista”.

 

Además, supone “un insulto para millones de españoles que no podemos tolerar este escarnio y esta provocación”.

 

Masacre de Paracuellos

 

Para mayor dolor de las víctimas del PCE, Correos decidió anunciar la puesta en circulación del polémico sello el día en que se cumplía el aniversario del comienzo de las matanzas de Paracuellos de Jarama.

 

En un paraje de este municipio cercano a Madrid, fueron ejecutadas en 1936 sin juicio previo unas 5.000 personas, incluidos mujeres y niños.

 

La mayoría de ellos procedían de cárceles donde permanecían como presos preventivos acusados de ser desafectos al Frente Popular.

 

Esta masacre fue dirigida por Santiago Carrillo, que con los años llegó a ser el secretario general del PCE.

 

Prohibida la apología del comunismo

 

La publicación del sello choca con la resolución del Parlamento Europeo votada en junio de 2019 que “condena toda manifestación y propagación de ideologías totalitarias".

 

En el documento se citan, de forma expresa, "el nazismo y el estalinismo".

 

Y se insta además a cultivar “una cultura común de memoria histórica que rechace los crímenes de los regímenes fascistas y estalinistas”.

 

El Parlamento Europeo también expresa “preocupación por el hecho de que se sigan usando símbolos de los regímenes totalitarios en la esfera pública y con fines comerciales”.

 

La polémica por el sello ha saltado las fronteras más allá de Europa. El excampeón mundial de ajedrez, GArri Kasparov ha condenado la emisión del sello a través de Twitter.

 

"Un sello de las víctimas del comunismo hubiera sido mucho más apropiado. Estos ímbolos representan el imperialismo, el genocidio, la pobreza y el gulag. ¿Un selló con la esvástica será el siguiente?" ha expresado, tras exclamar en español "¡Qué vergüenza!".

 

 

aciprensa.com