Viernes, 09 Mayo 2014 11:09

La eliminación del sufrimiento es la meta que paradójicamente atenta contra la vida en occidente

 

Todos los seres vivos tienen la misma dignidad y no deben sufrir.

 

Cuando la eliminación del sufrimiento se convierte en una meta independiente de la dignidad de la vida y de su preservación, y se erige como algo central en la cultura, se justifica la eliminación de la vida para que no haya sufrimiento.

 

Y esto se agrava cuando se da al ser humano la misma dignidad que a cualquier otro ser vivo.

 

EVITAR EL SUFRIMIENTO ES EL FIN DE LA ACCIÓN HUMANA

 

En 2008, el especialista en bioética Yuval Levin en su libro Imaginando el futuro: La ciencia y la democracia estadounidense, identificó un cambio sutil pero trascendental en la orientación filosófica de Occidente:

La visión del mundo de la ciencia moderna. . . ve la salud no sólo como una base, sino también un objetivo principal, no sólo como un principio sino también un fin. Alivio y preservación – de la enfermedad y el dolor, de la miseria y la necesidad -, se convierten en los fines que definen la acción humana, y por lo tanto de las sociedades humanas.

A primera vista, esto parece un asunto menor. ¿Quién no quiere aliviar el sufrimiento y promover el bienestar general? Pero lea la cita anterior de nuevo. Ese enfoque razonable para el problema del sufrimiento no es la actitud que Levin describe.

Más bien, parece que él ha detectado un cambio de paradigma fundamental que nos conduce lejos de la razonable  mitigación del sufrimiento en favor de una utopía – y en última instancia peligrosa – de eliminación que amenaza la dignidad única del hombre y relativiza la importancia de la vida humana.

Considere lo siguiente: cuando eliminar el sufrimiento se convierte en el “fin definitorio de la acción humana”, se transforma fácilmente en la eliminación de la víctima. Y tal vez más insidioso, que lo que constituye el sufrimiento abarca más cosas, incluso queda proyectado en el mundo natural.

EL CASO DEL ABORTO EN SUIZA

 

Esto se puede ilustrar tomando como ejemplo las políticas surrealistas de Suiza. La legislación suiza ha permitido el suicidio asistido desde 1942, siempre que el asistente no tenga “motivos egoístas.” Durante décadas, no pasó mucho con el tema. 

Pero con la aparición de la eliminación de la víctima, el movimiento de la eutanasia, el país se Kevorkiorizó (en alusión a Jack Kevorkian un médico que practicó la eutanasia a 130 pacientes en EE.UU.), dando como resultado el establecimiento de clínicas de suicidio a las que asisten personas de todo el mundo.

Estas clínicas de muerte son cada vez más populares. Un reciente informe reveló que 1.705 personas murieron en la clínica Dignitas solo desde 1998, con 204 – cerca de cuatro por semana – matándose dentro de la instalación en 2013.

Las personas que mueren en estas clínicas no se limitan a enfermos terminales, y de hecho, a veces son personas sanas. Por ejemplo, en los últimos meses, una mujer italiana de edad avanzada ha cometido suicidio asistido en una clínica porque estaba molesta por perder su aspecto. Su familia se enteró que estaba muerta cuando la clínica envió la urna con sus cenizas por correo.

Unas semanas más tarde, otra anciana tomó su último vuelo a Suiza desde el Reino Unido porque estaba molesta por la tecnología moderna y porque vio su suicidio como una forma de contribuir a salvar la tierra de la destrucción del medio ambiente. También ha habido suicidios conjuntos de parejas de ancianos que no quieren vivir separados. El Supremo Tribunal Federal suizo llegó a declarar el derecho al suicidio asistido para los enfermos mentales.

LA DIGNIDAD DE ANIMALES Y PLANTAS

 

Al mismo tiempo que la legislación suiza permite que la industria del suicidio prospere, pone fuera de la ley tirar peces de colores en el inodoro. En otras palabras, el sufrimiento del pescado es de mayor preocupación legal que la muerte asistida de personas suicidas. ¿Por qué? Debido a que ambas políticas buscan la eliminación del sufrimiento. Mientras tanto, un cantón permite a los abogados representar a animales supuestamente agraviados.

Pero se hace aún más extraño. La constitución de Suiza exige que “debe tenerse en cuenta la dignidad de los seres vivos al manipular animales, plantas y otros organismos vivos.” Nadie sabía a ciencia cierta qué significaba eso en lo que respecta a la vegetación, por lo que el gobierno designó a la Comisión de Ética Federal Suiza sobre la Biotecnología no-Humana para averiguarlo.

En el informe resultante, La dignidad de los seres vivos con respecto a las Plantas, una “mayoría clara” del panel determinó que no podemos afirmar la“propiedad absoluta” sobre las plantas y, además, que “las plantas individuales tienen un valor inherente.” Esto significa que “no es posible que las usemos como nos plazca, aún si la comunidad de plantas no está en peligro, o si nuestras acciones no ponen en peligro la especie, o si no estamos actuando de manera arbitraria”.

Entonces, ¿es inmoral eliminar el jardín? El comité no lo dijo. Pero ofreció el siguiente ejemplo de un comportamiento supuestamente inmoral: Un granjero siega su campo (al parecer una acción aceptable). Pero entonces, mientras caminaba hacia su casa, casualmente “decapitó” algunas flores silvestres con su guadaña.

¿Por qué es malo, exactamente?

En este punto no queda claro si esta acción es condenada porque expresa una postura moral particular del agricultor hacia otros organismos o porque algo malo se ha hecho hacia las flores mismas.

PÉRDIDA DE LA IDEA DE QUE EL SER HUMANO ES SUPERIOR

 

La consagración de Suiza de la “dignidad de la planta” en la ley y la despreocupación alegre de la extinción humana en las clínicas de suicidio, están inextricablemente ligadas con la creencia de que la eliminación del sufrimiento – ya sea humano, de la flora, de la fauna – es el fin que define la sociedad.

Como tales, estas políticas son sintomáticas de la erosión de nuestra capacidad de pensar de manera crítica y de distinguir las preocupaciones éticas frívolas de las importantes.

 

Fuentes: First Things, Signos de estos Tiempos  09-05-2014