Viernes, 30 Mayo 2014 11:09

Mons. Juan Rubén Martínez destaca la importancia de la formación del laicado en la doctrina social de la Iglesia

OBISPO DE POSADAS (ARGENTINA)

El obispo de Posadas, Mons. Juan Rubén Martínez, destacó en su carta semanal «la importancia que adquiere en nuestro tiempo el fortalecimiento de varias asociaciones laicales, movimientos apostólicos eclesiales, y comunidades eclesiales y nuevas comunidades», por lo que alentó la formación del laicado, especialmente en temas de ciudadanía, doctrina social de la Iglesia y ética social y pública.

 

El prelado recuerda que «la vocación del laico se especifica fundamentalmente en la transformación de las realidades del mundo»

 

(Aica/InfoCatólica) El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, reflexionó sobre la vocación del laico, la dimensión misionera y especialmente la evangelización de la cultura.

«La vocación del laico se especifica fundamentalmente en la transformación de las realidades del mundo. Son los cristianos que viven en nuestras ciudades o en el campo, llamados a construir una familia, a comprometerse en sus trabajos, como docentes, políticos, como comunicadores sociales o bien en el trabajo silencioso y fecundo de la chacra…

Sobre todo desde esta vocación deberemos acentuar la misión en la cotidianidad donde deberemos generar valores evangélicos, mayor sentido ético y compromiso por el bien común», precisó en su carta semanal.

Los laicos deben comprender su propia vocación y misión

 

«Hace décadas que venimos señalando en la Iglesia la importancia que nuestros laicos comprendan su propia vocación y misión, pero también debemos reconocer que probablemente en la práctica eclesial nos cuesta a los pastores acompañar al laicado a santificarse en su realidad cotidiana.

A veces los entendemos solamente como ligados a actividades intraeclesiales, y muchos o muchísimos laicos no asumen una dimensión misionera en sus ambientes, trabajos y familias», agregó.

Tras citar párrafos del documento Aparecida que se refieren a la misión y vocación del laico, destacó «la importancia que adquiere en nuestro tiempo el fortalecimiento de varias asociaciones laicales, movimientos apostólicos eclesiales, y comunidades eclesiales y nuevas comunidades».

Ausencia de laicos católicos en estructuras de gobierno

 

Mons. Martínez explicó que «cuando señalamos que hay una cierta ausencia de laicos católicos comprometidos en las estructuras y dirigencia social, consideramos como una de las causas la falta de formación», por lo que propuso «potenciar, y así lo señalan nuestras Orientaciones Pastorales del Sínodo, la necesidad de acentuar la formación del laicado en general, y especialmente en temas de ciudadanía, doctrina social de la Iglesia y ética social y pública».

«Desde ya que no se trata solo de una formación intelectual. Solo cuando ponemos en práctica lo que creemos podemos comprender más profundamente las enseñanzas de Jesucristo y ser constructores en nuestra Patria y Provincia de una cultura marcada por la esperanza», indicó, y agregó: «en la comprensión y puesta en práctica de la vocación y misión de los laicos en nuestro tiempo, recae uno de los grandes desafíos de este inicio de siglo».

 

 

infocatolica.com  30-05-2014