Lunes, 02 Junio 2014 12:24

Ignacio Arsuaga, sobre la ley española del aborto: «Nuestro verdadero objetivo es el aborto cero»

Es uno de los 23 autores del libro «Aborto Cero»
 

Con motivo de la publicación del libro Aborto Cero (Editorial Stella Maris), Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir y uno de los coautores de este libro colectivo responde algunas preguntas sobre el aborto en España.

-¿Cómo valora la reforma de la Ley del aborto en España?¿Es suficiente?
-Lo que más valoro del anteproyecto es su título y su alcance jurídico, que cambia completamente la perspectiva. Pasamos de una ley “de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo” a una norma de “protección de la vida del concebido y derechos de la mujer embarazada”. Este cambio de perspectiva hace que esta ley pueda convertirse en la primera que avanza hacia la buena dirección, aunque es evidente que se queda muy lejos de nuestro verdadero objetivo, que no es otro que el del aborto cero.

-¿Cree que Gallardón acabará cediendo ante las presiones de algunos miembros del PP?
-Creo que el proyecto verá la luz, aunque ya comprobaremos hasta dónde es capaz de avanzar en la defensa del derecho a la vida. Espero que Mariano Rajoy, que es quien tiene el poder de decisión, atienda más a los que defendemos el derecho a vivir que a quienes quieren promover el aborto, de dentro y de fuera del PP. En todo caso, de nosotros, de los ciudadanos conscientes, de nuestra acción, de nuestra movilización, depende en buena medida que el anteproyecto se convierta en ley.

-¿Hay un sector nítidamente pro abortista dentro del PP? Si es así, ¿están organizados o son opiniones aisladas?
-Es evidente que ese sector existe y que se ha manifestado de manera clara. Desconozco si se han coordinado para hacerlo, el hecho es que existe ese sector. Pero también se han manifestado otras voces más decididas en defensa de la maternidad y de la defensa del ser humano desde el momento de la fecundación dentro del partido. Deseo que el Presidente del Gobierno sea más sensible a los planteamientos de este segundo grupo, que además creo que es más representativo del votante tradicional del PP.

-¿Podemos hablar del ministro de Justicia como un defensor de la vida, o su reforma se limita al tacticismo electoralista?
-En el mundo político es evidente que se desarrollan estrategias y tácticas que tienen en cuenta los cálculos electorales; en sí mismas no son negativas... El problema es cuando de esas decisiones depende la vida de más de trescientos niños cada día. Seres humanos irrepetibles a los que se les está arrebatando la vida en aplicación de una ley profundam


-En el libro Aborto Cero sitúa la lucha contra el aborto en el contexto de las libertades civiles y habla de la injerencia del Estado. ¿Por qué?
-Porque el Estado que se atreve a contradecir la ciencia y dictaminar que los seres humanos más pequeños, los más inocentes, pueden ser matados, es un estado totalitario. De hecho, las primeras legislaciones despenalizadoras del aborto de nuestro tiempo se aprobaron en los regímenes comunistas para imponer que la mujer se incorporara al sistema laboral.

-Defiende que el derecho a decidir de las mujeres en este campo es un “falso derecho” ¿En qué sentido?
-Una forma de acabar con los auténticos derechos humanos es inventarse nuevos derechos… los derechos humanos de segunda o de tercera generación en realidad son una excusa para atacar los derechos humanos según fueron definidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada en 1948. Así, por ejemplo, se habla del derecho a abortar, del derecho a decidir sobre la maternidad… Cuando en realidad lo que se quiere suprimir el derecho a la vida de los seres humanos que todavía no han nacido. Por otra parte, la mujer es la segunda víctima en todo aborto. A la mujer que se está planteando abortar se le habla del aborto como un derecho, y al mismo tiempo se le oculta las secuelas que sufren muchas mujeres después de abortar.

-Relaciona el aborto con los países totalitarios ¿Hay países que hoy día estén practicando verdaderos genocidios?
-Desde luego. Llama mucho la atención, desde luego, la política de hijo único en China, donde además se abortan sobre todo niñas. Algo parecido sucede en la India, donde también hay un genocidio de las mujeres.

-¿Las consecuencias del aborto alcanzan estos extremos en países occidentales?
-Efectivamente, y es algo que muy pocos denunciamos, en muchos países democráticos con leyes de aborto libre, como la ley actualmente vigente, se está produciendo el mismo genocidio. Se abortan niños por los motivos más triviales.



Marcha por la Vida en Barcelona reclamando el aborto cero

-¿Por qué afirma en Aborto Cero que el aborto es consecuencia de que el hombre sustituya a Dios por el propio Hombre?
-Quizás el principal mal de nuestro tiempo es la exaltación de la libertad absoluta del hombre, sin ninguna referencia a la verdad sobre el hombre. Y por supuesto sin ninguna referencia a Dios. El hombre sin Dios, el super-hombre de Nietzche, su voluntad no tiene ningún límite. Por eso, si la mitad más uno de los diputados votan a favor de matar a los seres humanos más pequeños, se aprueba una ley… O cualquier otra cosa. No hay límite.

-¿Qué han logrado desde la fundación de Hazteoir.org? ¿Cómo ve a la sociedad española frente al aborto?

-Desde 2001 y, muy especialmente desde 2008, con el lanzamiento de la plataforma Derecho a Vivir, Hazteoir.org ha podido contribuir a una mejor y mayor movilización ciudadana en defensa de la vida humana. La innovación, el uso de la tecnología, la imaginación y el conocimiento del lenguaje sociopolítico y mediático nos ha permitido dar al movimiento pro vida una presencia y una influencia que hace años no tenía. Gracias a la entrega y la ilusión de nuestros voluntarios, repartidos por toda España y al de tanta gente que desde otras organizaciones trabajan en la misma dirección, estamos empezando a ver los frutos. El primero de ellos, el anteproyecto de ley de protección de la vida del concebido.

Aborto Cero... en 23 voces

En Aborto Cero, 23 personalidades (políticos, juristas, médicos y profesionales) señalan el absurdo de que un país con una Constitución que afirma "todos tienen derecho a vivir" permita que se quite impunemente la vida a más de 100.000 seres humanos indefensos año tras año, con la única excusa de hacerlo antes del parto.

 

 

relligionenlibertad.com  02-06-2014