Jueves, 04 Diciembre 2014 10:27

La ex mujer del diputado Ottavis quiere que el papa "sepa con quién se sacó una foto"

Laura Elìas se separó del diputado camporista José Ottavis por violencia de género. Lo denunció cinco veces por golpes y amenazas y hace tres años que está impedida de ver al hijo que tienen en común.
 

La ex mujer del diputado kirchnerista José Ottavis, se sorprendió para mal hoy por la mañana cuando vio las fotos que mostraban a su ex marido, denunciado cinco veces por cometer violencia de género contra ella, al lado del papa Francisco.

20-09-14 Si bien Ottavis, secretario general de la Juventud Peronista de la provincia de Buenos Aires, perteneciente a la mesa de conducción nacional de La Cámpora, llegó allí como parte de la comitiva presidencial que fue recibida por el Pontífice, Laura sintió que era casi una afrenta. “Hace tres años que me impide ver a mi hijo, me golpeó repetidas veces y está al lado del Papa”, se indignó al ser consultada por MDZ.

Este mediodía Laura tuiteó que su fe se veía dañada ante tales imágenes. 

Ver imagen en Twitter

 

En virtud de eso, el legislador porteño y titular de la ONG La Alameda, Gustavo Vera, amigo personal de Francisco, la llamó por teléfono para solidarizarse y para decirle que se ofrecía a llevarle en mano una carta de ella al papa contándole la situación. “Lo agradezco mucho, hoy no la escribí porque estoy muy dolida pero lo voy a hacer, para que si no sabe esté al tanto”, dijo la mujer.

La vida de Laura desde que se divorció de Ottavis por violencia se convirtió en un camino empinado. Primero trató de internarla en un psiquiátrico, luego la amenazó reiteradas veces, incluso con pintadas en su casa, se encargó de llamar a todos los lugares donde ella conseguía trabajo para que la despidan y sobrevivió un buen tiempo como maestra particular.

Pintada en el ingreso del pasillo donde vive Laura Elías.

Además, hace tres años, nunca permitió que Laura vea al pequeño hijo que tienen. Una sola vez Laura pudo llegar hasta donde estaba y fue golpeada ferozmente por los custodios del camporista.

Nada es fácil cuando decidís separarte de un hombre que está en el poder, por suerte fui sobreseída de tres causas que me inició para tratar de que no vea a  nuestro hijo y de que mi vida sea cada vez peor”, resumió a MDZ

Ahora, Laura, logró el patrocinio del prestigioso abogado Juan Pablo Gallego. Nada es fácil, debió pedir un préstamo para solventar honorarios.

Al final de todo una luz de esperanza, la jueza de menores en lo Penal que tiene ahora la causa pidió celeridad para resolver la situación del niño en cuanto al contacto con su madre señalando los daños que el impedimento podría generarle. "Ojalá un día me llegue la justicia", se esperanzó finalmente.

Clarisa Ercolano

 

 

mdzol.com