Imprimir esta página
Miércoles, 28 Enero 2015 08:27

Laicos acusan al Secretario del Sínodo de sembrar la confusión

La preparación del ‘Sínodo de la Familia’ 2015 continúa. El Pontificio Consejo para la Familia convocó en Roma (22-24 de enero) a los responsables de los principales movimientos laicales para conocer la opinión sobre las 46 preguntas que serán el fundamento del «Instrumentum Laboris».

Se ha llevado con bastante discreción. Y no quiero pensar que no hayan transcendido las conclusiones porque el resultado no haya sido el esperado por la Secretaría del Sínodo. En general el clima era de satisfacción por parte de los asistentes. Como cuenta el sacerdote Santiago Martín, fundador de los Franciscanos de María: «Laicos católicos: “rebajas, no gracias”»

La práctica totalidad de los movimientos presentes en Roma está a favor de mantener la doctrina tradicional.

[…], el resultado no ha podido ser más claro y contundente. La práctica totalidad de los movimientos presentes en Roma, unos ochenta –entre los cuales los más significativos y numerosos– está a favor de mantener la doctrina tradicional.

Todos quieren que se agilicen las nulidades matrimoniales, sin caer en el divorcio católico, y que se trate con el máximo amor a los divorciados para que no se sientan excluidos de la Iglesia, pero sin que eso suponga devaluar la Eucaristía y permitir que se pueda acceder a ella sin estar en gracia. La base ha dicho claramente: «Rebajas no, gracias».

Y es que los laicos tienen mucha más de esa parresía que pedía el Papa Francisco para el Sínodo, porque exceptuando un contado grupo de valientes cardenales, los demás, parecen figurantes.

 

Sin embargo, el cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario del Sínodo, se quitó la careta ante algunos asistentes y:

  • defendió el derecho del Cardenal Kasper a afirmar que se debería permitir la Sagrada Comunión a los adúlteros («personas divorciadas que viven en uniones no reconocidas por la Iglesia»)
  • dijo que los asistentes no deberían «sorprenderse» porque haya teólogos que contradicen la enseñanza de la Iglesia
  • afirmó que los dogmas pueden evolucionar y que «no tendría ningún sentidola celebración de un Sínodo si fuéramos simplemente a repetir lo que siempre se había dicho»
  • y sugirió que «sólo porque una comprensión particular tuviese lugar hace 2.000 años, eso no significa que no pueda ser cuestionada».

La reacción no se hizo esperar. Patrick Buckley, el enviado internacional para la «Society for the Protection of Unborn Children», comentó:

«La enseñanza de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio se funda en las palabras de Jesucristo. Estas palabras pueden haber sido dichas hace 2.000 años, pero para los católicos siguen siendo ni más ni menos que inmutables mandatos de Dios».

Maria Madise, directora de Voice of the Family, se une a la queja y relata los hechos con más detalle :

«El Cardenal Baldisseri corrigió públicamente un delegado que protestó por los ataques a la enseñanza católica. Es notable que se negara a hacer lo mismo cuando la enseñanza de la Iglesia sobre la anticoncepción fue negada unos momentos después por un delegado diferente. La impresión que da es que el único pecado hoy es defender lo que la Iglesia siempre ha enseñado .

Todo parecía puesto en duda en esta conferencia, incluyendo preguntas ya claramente resueltas por el magisterio de la Iglesia. Tal discusión distrae de la tarea de encontrar soluciones reales a los problemas que enfrentan las familias reales.

Apenas se habla de graves males como el aborto, la eutanasia y los ataques a los derechos de los padres. Estas son algunas de las cuestiones clave también omitidas en el informe final del 2014 sínodo. Las familias que sufren no son asistidas por los sofismas de los disidentes profesionales, ya sea clérigos o laicos»

Ya me perdonaréis pero me parece terrible y preocupante que el Sínodo no sea «para las familias», sino para «no repetir lo que siempre se había dicho», así. Tan terrible que prefiero no seguir comentando hoy la situación. Tan preocupante que sea el Secretario del Sínodo lo esté dirigiendo en esa dirección.

Nos podemos esperar cualquier cosa. Ya dio muestras en ‘la primera parte’ cuando, según la versión de periodistas aduladores, fue un ejercicio de ‘transparencia’.

Transparencia que se manifestó en la decisión de no publicar los discursos/comunicados de los Padres Sinodales. Transparencia para muñir una «relatio intermedia» con tres puntos no respondían a lo hablado en el Sínodo, tal como relataron varios cardenales.

Trasparencia que se manifestó en distribuir esa ‘relatio’ antes a la prensa que a todos los Padres sinodales, intentando presionar desde fuera. Como afirmó el Cardenal Napier, daba igual que se pudiese corregir dentro de las sesiones,  el mal ya no se podría controlar.

Transparencia a la que se acogió para no publicar las conclusiones de los «círculos menores», a lo que fue obligado por la petición al Papa de varios cardenales.

El periodista Edward Pentin ha intentado ponerse en contacto con la ‘oficina’ del Cardenal Baldisseri, por si quiere matizar los hechos. Hasta la fecha, silencio. Transparencia.

De confirmarse todos estos extremos, y sabiendo lo que hizo hace unos meses, no puedo dejar de preocuparme por el documento de discusión del próximo Sínodo.

Voice of the Family anima a rezar por los frutos del Sínodo y los Padres Sinodales. Me pregunto cuántos de nosotros lo hacemos.

 


 

Actualización (16:30 PM) por Edward Pentin

El Cardenal Baldisseri ha respondido a las informaciones de Voice of the Family diciendo que:

«las declaraciones a mí atribuidas por Voice of the Family no se corresponden con mi pensamiento. Probablemente, hablando en italiano, algunas frases podrían haber sido limitadas por la traducción simultánea. Por eso invito a leer el texto de mi discurso»

El discurso puede encontrarse aquí.

«Voice of the Family» ha respondido a la explicación del cardenal diciendo:

«Las declaraciones recogidas fueron hechas por el Cardenal Badisseri en respuesta a una pregunta formulada después del discurso por un delegado preocupado, por lo tanto no se encuentran en el texto».

Sinceramente, espero que esto no sea otra kasperada, porque las acusaciones de Voice of the Family son graves.

 

 

infocatolica.com