Lunes, 02 Febrero 2015 17:04

Que es lo que están haciendo las Fuerzas Ocultas para Desintegrar la Familia y Destruir al Ser Humano

Medio siglo de progresivo ataque a la familia están dando sus frutos.

 

Sobre esto no hay dos opiniones, en el último medio siglo se ha producido un cambio fenomenal en la familia que la está desintegrando, a través del divorcio y la maternidad fuera sin matrimonio, produciendo un aumento explosivo de madres solteras.

 

Esto genera en los niños en esas situaciones, mayores problemas de conducta, más abuso de substancias y menores rendimientos en su vida de estudiantes y luego laboral y mayor índice de delincuencia.

Pero además se ha descubierto que la falta de un padre produce un cambio en la corteza cerebral, por lo que los problemas sociales afectan al organismo físico.

Diversos estudios han mostrado la importancia de que los niños crezcan con los dos padres biológicos, especialmente la figura paterna para los adolescentes, y pero también han mostrado que la sociedad está yendo en sentido inverso.

Esto muestra el panorama desolador de que la humanidad está evolucionando hacia conductas que están perjudicando a sus miembros.

Y como quienes creen en el mundo sobrenatural descripto por el cristianismo saben que hay una fuerza operante en el mundo que busca la destrucción del ser humano, no pueden tener dudas que esa fuerza demoníaca está haciendo horas extras para desintegrar a la familia para afectar a las personas.

 

EN EL REINO UNIDO 4 DE CADA 10 NIÑOS VEN A SUS PADRES SEPARARSE

 

Cuatro de cada diez de los niños nacidos en el año 2000 no vivían con ambos padres a la edad de 11 años.

niña sentada en escalera y triste

Los jóvenes actuales son cuatro veces más propensos a experimentar un colapso de la familia, que los nacidos en la década de 1960 según revela el estudio.

Los investigadores culparon a lapropagación de la ruptura de la familia a la facilidad del divorcio y la falta de desvergüenza que sienten las parejas que se separan.

Dicen que los jóvenes cuyos padres habían roto su matrimonio eran mucho más propensos a tener problemas de conducta.

La encuesta del Millennium Cohort sobre más de 13.000 niños nacidos en torno al año 2000, encontró que los padres no casados eran responsables de la mayoría de los casos de ruptura familiar.

Alrededor del 92 por ciento de los nacidos de parejas casadas todavía estaban viviendo con ambos padres.

Para aquellos con padres que cohabitaban y no estaban casados, la proporción era de sólo el 55 por ciento.

El análisis de los resultados del Instituto de Educación dice:

“Casi cuatro de cada diez niños nacidos en el cambio de siglo vivían al menos sin uno de sus padres en sus primeros 11 años, cuando en 1969 era uno de cada diez”.

Para muchos jóvenes, la angustia de ver a su madre y a su padre separarse no es un hecho aislado. Según el estudio, uno de cada siete ha pasado por más de una ruptura familiar.

Estudios recientes también han puesto de manifiesto la probabilidad de que las parejas que se casan sean personas educadas y tengan buenos empleos. Mientras que los que cohabitan tienen más probabilidades de ser pobres, desempleados y tendrán pocas calificaciones.

La Dra. Roxanne Connelly, autora principal del informe, dijo que ahora hay menos estigma entorno al divorcio, lo que significa que las parejas que sufren de problemas de pareja sean más propensas a separarse.

“Muchos podrían haber trabajado más duro en sus matrimonios, en lugar de renunciar más fácilmente, si hubiera más estigmas”.

“Una cosa que ha cambiado drásticamente en el siglo pasado es el número de niños que ahora viven en familias con sus padres se han divorciado, o que viven en familias mixtas”.

“La desintegración familiar tiene un efecto dramático en el bienestar de los niños”.

“No podemos obligar a las familias a permanecer juntas, pero se debe hacer más para apoyar y educar a los padres que están en el proceso de divorcio a través de las escuelas o de los recursos para los padres. También dar a los padres un mayor apoyo financiero significaría que serían menos impulsados a la desintegración familiar por las presiones de la pobreza.”

El informe compara la situación de las familias de hoy y de 1969, cuando se llevó a cabo un estudio similar en gran escala.

Ese fue el año en que las principales reformas marcaron el comienzo de la era de los divorcios “rápidos”. Desde entonces, los sucesivos gobiernos han eliminado los incentivos fiscales para las parejas cuando están casadas.

Harry Benson del grupo de reflexión Fundación Matrimonial, lanzada por el juez de familia Sir Paul Coleridge para instar a las parejas a casarse, dijo:

“El mensaje de este estudio debería ser obvio. Si no estamos animando a los padres a casarse, estamos aumentando los riesgos para sus hijos.”

 

EN EE.UU. HA HABIDO UN INCREÍBLE AUMENTO DE LAS MADRES SOLTERAS EN LOS ÚLTIMOS 50 AÑOS

 

Pocas instituciones en América han evolucionado en los últimos 50 años tanto como la maternidad. Más mujeres están teniendo a sus hijos más tarde en su vida. O lo están haciendo en formas menos tradicionales: antes del matrimonio, sin matrimonio, o con la pareja de hecho.

Las madres solteras se han vuelto tan comunes en Estados Unidos que los demógrafos creen que la mitad de todos los niños vivirán con una madre soltera en algún momento antes de la edad de 18 años.

Las implicaciones de este cambio radical en la estructura familiar son amplias y profundamente debatidas. La investigación sugiere que los niños con dos padres les va mejor en muchos aspectos -en la escuela, en sus propias relaciones – que a los niños con sólo una persona en casa.

nacimientos en no casados en eeuu

Y esas consecuencias se distribuyen de forma desigual en la sociedad: hoy un niño negro es mucho más propenso a nacer con una madre soltera que un niño blanco, o el hijo de una madre con un título universitario.

Este gráfico demuestra que más del 70 por ciento de todos los niños negros de hoy en día son hijos de una madre soltera, un aumento de tres veces de la tasa de 1960.

Los niños negros hoy tienen aproximadamente el doble de probabilidades que la media nacional de vivir con una madre soltera.

La investigación también ha comenzado a confirmar que los hijos de madres solteras se enfrentan a más obstáculos en la vida. Tienen más probabilidades de vivir en la pobreza que los hijos de padres casados.

Experimentan más inestabilidad familiar, con nuevas parejas que entran y salen, y más medios hermanos engendrados por hombres diferentes.

Un creciente número de estudios en este campo también sugiere que estos niños tienen más problemas de comportamiento y más problemas para terminar la escuela.

Los niños de madres no casadas tienen más probabilidades de tener a un padre en la cárcel, o que estar en paro, o vender drogas o abusara de su pareja.

Sin embargo los padres no casados no son tan diferentes de los padres casados en su comportamiento. Ambos grupos valoran el matrimonio, ambos pasan mucho tiempo en busca de una pareja para el matrimonio adecuado, y ambos tienen relaciones sexuales antes del matrimonio y la cohabitación.

La diferencia clave es que un grupo tiene a menudo niños mientras están buscando una pareja adecuada, mientras que el otro grupo con más frecuencia tiene hijos sólo después de que se casan.

Las conclusiones apuntan a que el aumento de madres solteras es tanto una historia económica como una cultural.

 

ESTUDIO MUESTRA LA IMPORTANCIA DEL PADRE EN LOS ADOLESCENTES

 

Un estudio publicado por Melbourne Institute of Applied Economic and Social Research demuestra que la presencia paterna masculina asidua es especialmente eficaz para prevenir los delitos de comportamiento violento en los hijos, sobre todo si es el padre biológico.

El informe dirigido por Deborah A. Cobb-Clark y Erdal Tekin, titulado Fathers and Youth´s Delinquent Behavior” (Padres y el comportamiento delincuente de los jóvenes, en español) analiza la relación entre tener una o más figuras paternas y la tendencia de los jóvenes a comprometerse en un comportamiento criminal.

madre llevando carrito con niño por cebra

Los resultados encontrados fueron quelos adolescentes hombres presentan un mayor comportamiento delincuente si no tienen una figura paterna en el momento de la adolescencia. Por lo que del estudio sugiere que la figura paterna juega un papel importante particularmente en los adolescentes hombres.

Otros estudios han demostrado similares resultados. Los adolescentes que experimentan relaciones de apoyo y afectuosa con sus padres son menos propensos a involucrarse en conductas delictivas que otros jóvenes que no experimentan esa relación. La supervisión paterna, así como el apoyo y cariño en las relaciones padre-hijo, disminuye la delincuencia juvenil, independientemente si éstos tienen o no amigos delincuentes, o perciben problemas en el vecindario.

 

MODIFICACIÓN DE LA ESTRUCTURA DEL CEREBRO POR AUSENCIA DE UN PADRE

 

Investigadores del Instituto de Investigación del Centro de Salud de la Universidad McGill recientemente publicaron en la revista Cerebral Cortex un estudio sobre el comportamiento y elcerebro de los ratones de California que, como los humanos, son monógamos y crían a sus hijos como una unidad.

divorcio-hijos

Los ratones separados de sus padres mostraron una mayor agresión, comportamiento antisocial, e interacciones sociales “anormales” planteadas con ambos padres.

“Los déficits de comportamiento que observamos son consistentes con estudios humanos de los niños que crecen sin un padre” dijo la Dra. Gabriella Gobbi, autor principal del informe.

Sin embargo, más innovador fue su descubrimiento de que la conducta no fue lo único afectado por la falta de un padre.

Los ratones sin uno de los padres tenían una corteza prefrontal deforme, la parte del cerebro asociada con el comportamiento, la toma de decisiones y la resolución de problemas.

“Esta es la primera vez que los resultados de investigación han demostrado que la privación paterna durante el desarrollo afecta a la neurobiología de la descendencia”,dijo Gobbi.

El informe afirma:

“Nuestros resultados enfatizan la importancia del padre durante los períodos críticos del desarrollo neurológico, y que la ausencia del padre induce alteraciones en el comportamiento social que persisten hasta la edad adulta.”

Fuentes: