Martes, 05 Mayo 2015 15:15

¡Ay de aquellos que vierten la sangre inocente de los no nacidos!

¡AY DE AQUELLOS QUE VIERTEN LA SANGRE INOCENTE DE LOS NO NACIDOS!

TLIG.ORG

20.03.91

-Yo, Yahvé, soy tu Padre. Ven, llevarás a cabo tu obra a Mi lado, hija. Te daré nuevas fuerzas cada día porque ello será necesario para Mi Obra que se extenderá por el mundo entero.

He encendido tu lámpara para que veas, hija Mía. Te he escogido enseñarte desde Mi Morada; de Mi Propia Boca recibes Mi Palabra; guarda Mis Enseñanzas como la niña de tus ojos.

-Sí, mi Señor y Dios.

-Incluso ahora, en tu nada, Yo, que soy Todo, Me extenderé y como la niebla que se insinúa por todas partes, envolveré a toda Mi creación en Mí, desde el extraño hasta Mi mejor amigo, porque Mi Celo 1 ha superado Mi deseo de reprimirla.

Te he creado con un propósito: te he creado por Amor para que Me ames. Cuando el cuerpo y la carne se vayan a consumir y agotarse, aquel que Me estuvo agradando será atraído dentro de Mi Alma para siempre jamás; pero ¡ay de aquel que no tuvo temor de Mí! ¡Ay de aquel que nunca vio la iniquidad, como locura, ni la necedad como demencia!

¡Ay del corazón que creyó que él podía alcanzar el cenit de su fuerza por sus propios esfuerzos y sin Mí!

¡Ay de aquel que no ha obedecido Mis Mandamientos!

¡Ay de aquél cuyo corazón esté lleno de malicia!

¡Ay del chacal que conspiró de noche!

¡Ay de aquel que juzgó a su hermano y le causó vivir en el terror!

¡Ay de los labios que levantaron falsos testimonios!

¡Ay de aquellos que vertieron sangre inocente de los no nacidos!

¡Vuestra recompensa será el infierno!

¡Ay de los impuros que reciben la Carne y Sangre de Mi Hijo en estado de pecado, qué aborrecibles son para Mí!

¡Ay de aquel que Me ofende rechazando la confesión y absolución y viene culpable a recibir a Mi Hijo!

¡Arrepentíos! ¡Arrepentíos de vuestros pecados! ¿Qué hay de bueno en vuestra ofrenda a Mí si tenéis una serpiente enrollada en vuestro interior?

Si Me preguntáis: “¿qué debemos hacer entonces para ganar la Vida Eterna?”, Yo os digo: ¡arrepentíos! Seguid Mis Mandamientos, producid los frutos apropiados, y Yo, en presencia de Mis Ángeles os ofreceré la habitación que os tengo reservada.

Vigilad y estad en guardia contra todas estas cosas. Dejadme que manifieste Mi Espíritu en vuestro desierto, como Me plazca, cuando Me plazca y sobre el que Me plazca para salvaros.

-¡Corrígenos, Yahvé, Padre amantísimo, de forma suave y misericordiosa pero también rápida!

-Amadme, adoradme y ponedme como primero y por encima de todo…

-¡Enséñanos a amarte sin ofenderte más! ¡Estoy desesperada sin Ti, oh Abba!

-Mis Ojos están sobre ti, Mi niña, constantemente, y Mi Espíritu te invadirá más que nunca para no dejar nada de ti. Yo soy Todo y Yo puedo llenarte con Mi Luz.

¡Ah creación! Yo soy Leal y Benévolo, ¡déjame libre, oh creación, y con Mi Ternura más amorosa llenaré tu espíritu de la divinidad de Mi Espíritu! Déjame libre para aniquilar tu letargo que te lleva a esta gran apostasía y a la ruina de tu alma.

Permíteme que te llene con Mi Fuego para que te conviertas en Mi sierva leal y ferviente. Déjame que te transforme para que te conviertas en la delicia de Mi Alma, Yo Soy el que Soy está contigo. Sé bendito y ten Mi Paz, tú que Me lees.

lea más:

 

tlig.org