Sábado, 30 Mayo 2015 16:34

Tres obispos publican «Opción preferencial por la Familia: 100 preguntas y respuestas acerca del Sínodo»

«VADEMECUM SOBRE LA FAMILIA»

Un vademecum de 100 preguntas y respuestas que expone la doctrina de la Iglesia sobre matrimonio y familia ha sido publicado con el fin de aclarar la confusión, con vistas al Sínodo de Obispos sobre la Familia de octubre próximo.

 

Sus autores, Mons. Aldo di Cillo Pagotto, arzobispo de Paraíba (Brasil), Mons. Robert Vasa, obispo de Santa Rosa, California (EE.UU.), y Mons. Athanasius Schneider, Obispo Auxiliar de Astana (Kazakstán), describen la publicación como un «vademecum sobre la familia».

 

(NCR/Bastionfamiliar) De acuerdo a Mons. Vasa, dada la proximidad del Sínodo, «era tiempo de reiterar las cosas que la Iglesia ha enseñado en forma clara y constante».

 

En declaraciones al National Catholic Register durante el lanzamiento de «Opción preferencial por la Familia – 100 preguntas y 100 respuestas acerca del Sínodo», dijo el Profesor de Filosofía Tomasso Scandroglio - «Queremos llamar la atención sobre la verdad de ciertas doctrinas, muchas de ellas tocadas en el Sínodo Extraordinario del año pasado sobre la Familia», dada la importancia de «mostrar las soluciones pastorales que podemos aplicar como principios del día de hoy».

Los autores manifiestan que desean abordar cuestiones fundamentales sobre el matrimonio y la familia y que «las necesidades pastorales del momento requieren también de nosotros ser enteramente claros en puntos cruciales y delicados debatidos en el último sínodo, cuya interpretación fue en parte distorsionada por algunas escuelas teológicas, con el apoyo avasallador de los medios».

«Así, resulta apropiado reiterar algunas verdades doctrinarias fundamentales y requisitos pastorales esenciales respecto al problema de la familia, cuya real situación es muy diferente de lo que quieren hacernos creer».

Enfrentando la «ofensiva anti-familia»

 

La publicación, agregan, está pensada ante todo para servir como guía no sólo a «obispos, sacerdotes, religiosos, catequistas» y laicos en puestos de responsabilidad y liderazgo, sino también a todo fiel empeñado en contrarrestar la aviesa y poderosa ofensiva anti-familia de los medios de comunicación».

Traducido a varias lenguas, el opúsculo se divide en 13 capítulos con preguntas y respuestas simples. Comienza explicando cómo es el sínodo de los obispos, y su autoridad y preparación del próximo Sínodo. Luego continúa con la respuesta a preguntas sobre la relación de la Iglesia con la Familia, la revolución sexual, la enseñanza moral y la práctica pastoral.

Aborda temas como la conciencia de las personas y el Magisterio, la naturaleza y finalidad del matrimonio, las declaraciones de nulidad, divorcio y separación, y la comunión a los divorciados civilmente re-casados. También abarca el tema de la homosexualidad y de las uniones entre personas del mismo sexo, la aplicación de misericordia a la situación familiar y el rol de la gracia sobrenatural en el compromiso de castidad familiar.

Palabras talismán

 

Las respuestas a cada una de las preguntas «recuerdan continuamente la doctrina de la Iglesia Católica en estas materias», dijo Scandroglio.

Un capítulo está dedicado a analizar algunas palabras clave usadas en el último sínodo–a las que llama «palabras talismán»-, cargadas de «fuerte contenido emocional», y por eso consideradas «totalmente flexibles y maleables».

Expresiones como «herir a las personas», «misericordia», «acogida», «ternura» y «profundización» tienen una «elasticidad», de acuerdo a los autores, que las torna «susceptibles de ser usadas para efectos de propaganda y de ser objeto de abusos con fines ideológicos».

Al ser utilizadas –afirman- pueden «llevar a los fieles a reemplazar un juicio moral por uno sentimental, o un juicio substancial por uno formal, llevándolos a considerar como bueno, o al menos tolerable, lo que antes consideraban malo».

 

Cardenal Medina

 

En el prefacio, el Cardenal Jorge Medina Estévez, Prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino, subraya que los observadores más objetivos coincidirán en que la familia se encuentra en una «crisis real y profunda».

«Ante esta realidad, no sería una actitud sabia ignorar o minimizar esta crisis» –escribe- agregando que la Iglesia debe «evaluar su campo de acción y magnitud y luchar para encontrar caminos para superarla».

«Ese es el fin perseguido, con realismo y esperanza, por este opúsculo», dice, y subraya más adelante que lo más importante cuando se enfrenta la crisis de la familia es la conversión del corazón, algo que presupone una «radical purificación del pensamiento».

El vademécum está siendo enviado a todos los obispos del mundo. Los participantes en la iniciativa están promoviendo asimismo la «Filial Suplica» al Santo Padre sobre el futuro de la Familia, en la que piden mayor claridad en las enseñanzas de la Iglesia sobre estos temas. La petición ha recibido más de 250.000 firmas, incluyendo las de cuatro cardenales, 23 obispos y arzobispos, académicos y figuras de destaque, y será presentada al Papa Francisco antes del Sínodo de Octubre.

Hablando en el lanzamiento del opúsculo, John Smeaton, principal director de la Sociedad para la protección de los Niños por Nacer, dijo que se trata de una «publicación maravillosa», que viene al encuentro de la «confusión de los católicos comunes, formados en la fe pero avasallados por las imposiciones culturales de la revolución sexual».

El vademecum «nos provee de un lenguaje para hablar con la gente joven acerca del casamiento, la fidelidad, la castidad y la salvación». «Nos da un sentido del poder de Dios, de su gracia, que obtiene verdadera felicidad humana». En contraste, agregó, la revolución sexual ha sido orquestada por poderosos lobbies «para destruir las familias y destruir la felicidad».

 
 
Comentario de Tomás Bertrán
 
"Expresiones como «herir a las personas», «misericordia», «acogida», «ternura» y «profundización» tienen una «elasticidad», de acuerdo a los autores, que las torna «susceptibles de ser usadas para efectos de propaganda y de ser objeto de abusos con fines ideológicos».

De este párrafo se deduce la gran importancia de formarse profundamente en lo que la Iglesia dicta sobre el matrimonio y el sexo, para no caer en falsos conceptos más propio de un ligero sentimentalismo en vez de estar cimentados sobre roca firme.
Hay que beber de las aguas limpias de la Doctrina de la Iglesia. El matrimonio católico no es fácil, como tampoco lo es llegar a ser santos, pero para Dios no hay nada imposible. Con la Gracia de Dios, la ayuda de la Virgen y el apoyo de San José, aunque los discípulos de Jesús exclamaron que no le valía al hombre el casarse en tales circunstancias, es posible y llega a ser fácil si uno es dócil y obediente, el llegar a santificarse a través del matrimonio y del sexo en Gracia de Dios.
Y tener mucha fe, que es fiarse en Aquel que sabemos que jamás falla.
Abraham se fió ya que sabía que Dios no le abandonaría, incluso cuando le pidió que matara a su único hijo.
La Virgen se fió (Fiat) a pesar que se jugaba el ser repudiada e incluso lapidada, y llegó a ser Madre de Dios. Y exclamó el hermoso Magnificat.
¿Acaso alguien cree que Dios no triunfará?. Pues con Él a la victoria. ¡Ultra-eia!.
29/05/15 7:31 PM
La destrucción de la misericordia es anular la corrección fraterna de San Mateo 18, que implica la corrección disciplinar privada, testifical y comunitaria, y en caso de fracaso, la excomunión.

La misericordia satánica, que es una falsa misericordia, ha consistido en no tocar para nada al heterodoxo, permitir que sea clérigo o religioso, dejar que difunda sus enseñanzas heréticas, mantenerlo o ascenderlo en el cargo o situación canónica, no molestarlo, a lo más enviarle cartas privadas de reprimenda pero hasta aquí, dejar que la situación se pudra años y décadas, hacer la vista gorda, callarse, reirle las gracias, y responder que no se hace nada por amor, caridad y misericordia, importando en absoluto el escándalo y confusión de los fieles.
29/05/15 8:31 PM
Comentario de Forestier
Mejor no se puede decir Jordi
29/05/15 11:57 PM
Es una noticia que da una gran alegría y ojalá que tenga un efecto muy positiva de aquí al Sínodo para que ya no prevalezca la propaganda de los Alemanes y Suizos que viven en países donde el catolicismo es residual, aunque son muy ricos.
30/05/15 2:25 AM
Comentario de Yolanda
Lúcido análisis. Nos toca difundirlo al máximo.
30/05/15 7:52 AM
Comentario de perallis
Benditos sean los Obispos fieles a Jesucristo y a su Iglesia. Pastores, no nos abandoneis a los lobos.
Jordi, gracia por difundir el culto y las oraciones a la Divina Misericordia, aunque fuera en otro post. Unidos en la oración por el triunfo de los corazones de María y de Jesús. Maranatha.
30/05/15 10:29 AM
Comentario de Norberto
¿Se puede acceder o descargar?.
30/05/15 11:48 AM
Comentario de Jonathan
Me alegro de la noticia. Ahora toca darle la mayor difusión posible. Los obispos deben defender abiertamente y sin cortapisas la fe y, lamentablemente, hasta la ley natural. 

Espero que la Iglesia recupere pronto el estudio tomista y se quite de encima el liberalismo teológico.
30/05/15 4:28 PM
Comentario de Inés (Argentina)
Excelente la reflexión de Jordi.Al igual que Norberto, pregunto como se puede acceder al documento o si se puede descargar. Gracias.
30/05/15 6:04 PM

 

 

infocatolica.com  30-05-15