Viernes, Noviembre 15, 2019

Política de Estado


Miércoles, 01 Julio 2015 00:01

El cardenal Sturla contradice el Magisterio y aprueba las leyes de uniones homosexuales

EN CONTRA DE LO INDICADO POR DOCTRINA DE LA FE

 

El cardenal Sturla, arzobispo de Montevideo, ha concedido una entrevista en la que se manifiesta contra el matrimonio homosexual pero solo aparentemente. «Llamar matrimonio a la unión entre personas del mismo sexo, es un error.

La legislación había llegado a un punto que era adecuado, según mi parecer, que era el que hubiera un tipo de condiciones, de relacionamientos, a la unión de personas del mismo sexo, que la igualaban al matrimonio pero sin llamarle matrimonio». Esas palabras contradicen expresamente lo indicado por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

 

(InfoCatólica) El cardenal Sturla ha concedido a Agesor una entrevista en la que analiza la situación de los Derechos Humanos en Uruguay y las uniones homosexuales.

¿Qué visión tiene de los Derechos Humanos en Uruguay?

 

Vivimos en un país donde el respeto por los Derechos Humanos es muy importante. Desde el retorno de la democracia se vive una experiencia de respeto a los DDHH, obviamente, como toda sociedad, tiene debes que están tratando de solucionar.

Pienso en todo el tema de violencia de género, pienso en el retroceso que para nosotros significa la aprobación de la ley del aborto, porque corta el derecho humano fundamental a la vida. Entre sombras y luces si uno pasara el balance, desde el retorno de la democracia hasta ahora, hemos avanzado en el tema DDHH, con estas salvedades que hago.

¿Y el matrimonio igualitario es parte de las libertades que se pregonan para el ser humano?

 

Ahí hay un tema muy complejo, lo que hemos avanzado como sociedad es en el respeto a las personas en su diversidad. La conciencia de la sociedad ha avanzado, es muy positivo, saber que cada persona vale por sí misma, sea de la condición que sea, que ella tenga, orientación sexual, color de piel, varón o mujer, etc.

En eso dimos pasos adelante y es muy positivo. Llamar matrimonio a la unión entre personas del mismo sexo, es un error. 

La legislación había llegado a un punto que era adecuado, según mi parecer, que era el que hubiera un tipo de condiciones, de relacionamientos, a la unión de personas del mismo sexo, que la igualaban al matrimonio pero sin llamarle matrimonio.

Ver entrevista entera aquí.

 

Magisterio Católico

 

En el documento «Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales», promulgado por la Congregación para la Doctrina de la Fe en junio del 2003, la Iglesia rechaza no solo el matrimonio entre personas del mismo sexo, sino cualquier tipo de reconocimiento legal de las uniones homosexuales:

Ante el reconocimiento legal de las uniones homosexuales, o la equiparación legal de éstas al matrimonio con acceso a los derechos propios del mismo, es necesario oponerse en forma clara e incisiva.

y

Dado que las parejas matrimoniales cumplen el papel de garantizar el orden de la procreación y son por lo tanto de eminente interés público, el derecho civil les confiere un reconocimiento institucional.

Las uniones homosexuales, por el contrario, no exigen una específica atención por parte del ordenamiento jurídico, porque no cumplen dicho papel para el bien común.

y

En el caso de que en una Asamblea legislativa se proponga por primera vez un proyecto de ley a favor de la legalización de las uniones homosexuales, el parlamentario católico tiene el deber moral de expresar clara y públicamente su desacuerdo y votar contra el proyecto de ley.

Conceder el sufragio del propio voto a un texto legislativo tan nocivo del bien común de la sociedad es un acto gravemente inmoral.

El texto, firmado por el entonces Cardenal Joseph Ratzinger, luego Papa Benedicto XVI, concluye con un párrafo en el que ratifica la oposición de la Iglesia a cualquier tipo de reconocimiento legal de las uniones homosexuales:

La Iglesia enseña que el respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales.

El bien común exige que las leyes reconozcan, favorezcan y protejan la unión matrimonial como base de la familia, célula primaria de la sociedad. Reconocer legalmente las uniones homosexuales o equipararlas al matrimonio, significaría no solamente aprobar un comportamiento desviado y convertirlo en un modelo para la sociedad actual, sino también ofuscar valores fundamentales que pertenecen al patrimonio común de la humanidad.

La Iglesia no puede dejar de defender tales valores, para el bien de los hombres y de toda la sociedad.

 
 
 
Comentario de Horacio Castro
Esta entrevista promueve la simpleza de ambas partes. Se puede suponer que el arzobispo no advierte lo que está diciendo...
30/06/15 6:11 PM
Comentario de Juan Mariner
En España, gran parte de la jerarquía opinaba y declaraba lo mismo: la nomenclatura no les gustaba.
30/06/15 7:01 PM
Comentario de Armando Guerra
Respetar sus tendencias, animándoles a vivir la castidad, ese respeto a la persona no significa avalar los actos homosexuales, el avalar dichas uniones aunque les pongan otro nombre, es aceptar los actos homosexuales, no creo que se "unan"en el gaymonio para estar tomaditos de la mano. Habra quien de chupa el dedo? Demasiada ingenuidad o el "buenismo" de muchos. Qué tristeza
30/06/15 7:05 PM
Queee?
30/06/15 7:06 PM
Comentario de aLVARO oROZCO cARBALLO
Estos linea media o tercera posicion entre la ortodoxia ( y la heterodoxa super "ortodoxia ) y la heterodoxia son nefastas posiciones.
Debilitan, enferman, siempre se han dado, desgraciamente.
30/06/15 7:15 PM
Comentario de Amadeo Cartesio
El Cardenal buscando mostrar a la sociedad una faceta humana, comprensiva de la Iglesia, se olvidó de la posición contraria que el Magisterio expreso siempre con claridad, oponiéndose a lo que es antinatural. Lamento mucho la posición equivocada del Cardenal.
30/06/15 7:23 PM
Comentario de Maite C
Pero ¿que clase de cardenales y obispos tiene la Santa Madre Iglesia?

A este paso ¿Vamos a tener que catequizar a toda la Jeraquía Eclesiástica los seglares católicos que SÍ somos fieles a la Doctrina y a las Enseñanzas de Cristo Nuestro Señor?

Esto es el mundo al revés, pero bien caro lo pagaremos, bueno lo pagarán, yo estoy a años luz de tanta iniquidad.
30/06/15 7:42 PM
Comentario de Néstor
No se ve cómo se pueda hablar de avance en materia de derechos humanos cuando se ha legalizado el aborto. Y sí se ve que efectivamente, no hay forma de legalizar las uniones homosexuales que no sea equiparándolas de hecho con el matrimonio, más allá de los matices y distingos que a veces se quiere hacer con las "uniones civiles" y esas cosas. Siempre hemos dicho que en todo caso van a querer que se les permita adoptar niños, y ahí se terminan todos los matices. Al final lo único que queda si se entra en esa vía errada es pelear por una palabra. 

Saludos cordiales.
30/06/15 7:45 PM
Comentario de Martin Ellingham
He realizado algunos reemplazos entre corchetes al texto de la CDF. Queda así:

“La Iglesia enseña que el respeto hacia las personas [de una religión falsa] no puede en modo alguno llevar a la aprobación [de una religión falsa] ni a la legalización de las [religiones falsas]. El bien común exige que las leyes reconozcan, favorezcan y protejan la [religión verdadera] como base de la familia, célula primaria de la sociedad. Reconocer legalmente las [religiones falsas] o equipararlas [a la religión verdadera], significaría no solamente aprobar un comportamiento desviado y convertirlo en un modelo para la sociedad actual, sino también ofuscar valores fundamentales que pertenecen al patrimonio común de la humanidad. La Iglesia no puede dejar de defender tales valores, para el bien de los hombres y de toda la sociedad.”

Es importante mencionar, para que no se objete “fundamentalismo”, que en todas las religiones falsas (incluso en las cristianas) se profesan errores contrarios a la ley moral natural, que dañan en diversa medida valores que pertenecen al patrimonio común de la humanidad (ya que Dios es Autor de la naturaleza humana y de sus leyes).

Ojalá sirva para pensar un poco…

Saludos.
30/06/15 7:51 PM
Como antídoto, voy a releer el post del otro día firmado por el cardenal Carlo Caffarra...
30/06/15 7:53 PM
Comentario de Raúl de Argentina
Pues a mí me parece PEOR la primera respuesta que la segunda. Porque el "balance" del tema DDHH le parece positivo ("avance") a pesar del aborto. Es decir, el aborto es una mancha en un contexto positivo dado ¿por qué? ¿por la legalización de la marihuana? Aunque el Cardenal piense en algunas otras cosas REALMENTE positivas ¿ Qué puede contrarrestar, como para decir que "se avanzó", el hecho de que Uruguay por manos de su Estado haya legalmente ASESINADO más de 8000 bebés el año pasado, ya con un incremento del 20% con respecto a los del año anterior ? El PROBLEMA mayúsculo que tenemos es que un Cardenal de la Iglesia NO CREE que los no nacidos sean tan seres humanos como cualquiera. Si Uruguay hubiese matado en 2014 a 8000 gitanos, o negros, o judíos u homosexuales o CUALQUIER OTRO GRUPO HUMANO, jamás , pero jamás hubiese dicho "avanzamos" en el tema DDHH. Si un Cardenal DISCRIMINA a los no nacidos ¿ cómo podemos esperar no lo hagan los medios ?
30/06/15 7:53 PM
Comentario de Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Cardenal Sturla: 

¿No recuerda lo que dijo Jesús?: "Porque quien se avergüence de Mí y de mis palabras, de ése se avergonzará el Hijo del hombre, cuando venga en su gloria, en la de su Padre y en la de los santos ángeles" (Lc 9,26).

"El principio de la sabiduría es el temor de Yahveh (Prov. 9, 10).
30/06/15 8:01 PM
Dan vergüenza ajena esta clase de cardenales,a quienes pueden guiar para bien?a nadie.
30/06/15 8:17 PM
Comentario de Juan Carlos
avalar las "uniones homosexuales" quiere decir avalar los actos homosexuales entre esas parejas, lo cual la misma Biblia denomina abominacion, y nada de eso puede ser ni puro ni santo por mas que lo quieran denominar "amor". Como hombre puedo amar a cada uno de mis amigos y vecinos varones y sentir un cariño por el mejor amigo desde mi infancia pero ese amor es lo mismo que "relaciones homosexuales"? por supuesto que no.
El señor cardenal pareciera querer ponerse en un "punto medio" donde este mal llamar matrimonio o familia a las uniones de personas del mismo sexo, pero tambien busca quedar bien dando su aval a estas uniones siempre y cuando no se llamen matrimonio. Señor Cardenal: mejor diga es negro o es blanco pero no busque que sea gris, o sea caliente o sea frio pero por favor no sea tibio!!
30/06/15 8:28 PM
Comentario de Manuel de Buenos Aires
Vomitivo
30/06/15 8:37 PM
Yo realmente ya no sé qué quieren. ¿Negar que existe el fenómeno? Me parece una postura cómoda y más contraria aún al magisterio de la Iglesia.
30/06/15 9:06 PM
Comentario de Miguel Antonio Barriola
Amistad no significa aplaudir todo en el amigo.
Tuve como alumno al Card. Sturla,admiré su empeño y óptimos resultados académicos. Pero...si es exacta su respuesta,según esta noticia, me parece lamentable y algo demagógica.
Comprender y acompañar a personas, que padezcan esa tendencia, no significa aprobar, sea como sea (concediendo calidad de matrimonio o cualquier tipo de aprobación legal de esas uniones)las conductas objetivamente desviadas de dichas personas.
30/06/15 9:08 PM
Comentario de antonio
Estimado Cardenal usted está provocando un escándalo en la Iglesia,aparte de crear en sus fieles una gran desorientación, seguramente los fieles a Cristo son perseguidos por Ustded.
El Infierno lo espera.-.
30/06/15 9:23 PM
Comentario de Laodiceo
Pues ha habido muchos otros obispos y cardenales anteriormente que han dicho EXACTAMENTE LO MISMO (sobre todo en Alemania y en Italia) y aquí no habéis dicho nada.
30/06/15 9:44 PM
Comentario de Juan de los Palotes
Hay cosas que jamás pensé que vería
30/06/15 9:58 PM
De Uruguay no debe extrañar un país muy anticatólico. El arzobispo fue nombrado por el actual papa. De aquellos barros estos lodos, es decir no cayo de un aerolito
30/06/15 10:01 PM
Pues estoy de acuerdo con él.
30/06/15 10:19 PM
DavidQ, no queremos negar que existe el fenómeno. Queremos llamarle lo que la Palabra de Dios le llama: 

¡¡¡ ABOMINACIÖN !!!

Y no hay más que hablar.
30/06/15 10:34 PM
Comentario de Luis Fernando
Laodiceo, se nota que usted no lee InfoCatólica habitualmente. Si no, no diría eso.
30/06/15 10:35 PM
Comentario de Mozárabe
Que sigan así, leyes de idelogía de género, injusticias que producen el invierno demográfico, que sigan así atacando al matrimonio, la familia y la vida. dentro de 40 años Europa será musulmana.
30/06/15 10:48 PM
"La conciencia de la sociedad ha avanzado, es muy positivo, saber que cada persona vale por sí misma, sea de la condición que sea, que ella tenga, orientación sexual, color de piel, varón o mujer, etc. En eso dimos pasos adelante y es muy positivo...." Este argumento es muy socorrido por toda clase de demoledores! No se que tiene de positivo si sirve para que el mal avance.
30/06/15 11:43 PM
Comentario de Forestier
Maite C apunta una cuestión que tiene su enjundia y que debería hacer reflexionar seriamente a los pastores que conforman la jerarquía de la Iglesia: Y es que, desde ya hace años, los que se dedican a poner palos en las ruedas de la Iglesia, para impedirle transmitir con claridad las verdades reveladas y custodiadas por el Magisterio, son personas de la clerecía, de ordenes religiosas y lo que es más penoso: de obispos y cardenales, y como apéndice podríamos incluir a algunos ex curas o ex religiosos. En contraste con ello, los laicos que son el 98 % del total de los fieles de la Iglesia Católica, hoy por hoy (al margen de algún caso singular) saben mantenerse en su sitio y procuran no decir bobadas doctrinales ni ser la estrella fugaz en los medios de comunicación. Ese panorama pone de manifiesto que algo profundo está cambiando en la Iglesia, sin duda para bien.
30/06/15 11:59 PM
Comentario de María-Ar
El cardenal Sturla representa a la mayoría de los obispos hispanoamericanos en opinión...no me sorprende.
+
1/07/15 12:11 AM
Comentario de Javier López
"En el documento «Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales», promulgado por la Congregación para la Doctrina de la Fe en junio del 2003, la Iglesia rechaza no solo el matrimonio entre personas del mismo sexo, sino cualquier tipo de reconocimiento legal de las uniones homosexuales"

Muy cierto. Pero no hizo falta esperar a 2003 para que la Iglesia condenara la sodomía como inmoral en todo caso. Lo ha hecho siempre.

Del mismo modo, parece que la propuesta kasperiana de comunión en pecado mortal está mal porque contradice "Familiaris Consortio" o, como dijo el presidente de la Conferencia Episcopal polaca, es contrario a la enseñanza de Juan Pablo II.

Pues no. Está mal porque se opone a lo que la Iglesia, su Tradición y su Magisterio han enseñado SIEMPRE. Juan Pablo II no inventó nada, se limitó a recordar esa ENSEÑANZA DE SIEMPRE. No podía ni debía hacer otra cosa.

Aunque no existiera el documento de 2003 de la CDF, es un error doctrinal intolerable en un obispo católico que justifique la protección legal de uniones de sodomitas. Es motivo, en todo caso, de destitución inmediata por falta de formación y, si no se retracta, de excomunión.
1/07/15 12:23 AM
David:

Leamos el párrafo según su parecer, a ver qué tal se mira:

"Ahí hay un tema muy complejo, lo que hemos avanzado como sociedad es en el respeto a la ¡¡¡¡¡ABOMINACIÓN!!!!!!. La conciencia de la sociedad ha ABOMINADO, es muy ABOMINABLE, saber que cada persona es un ABOMINACIÓN, sea de la ABOMINACIÓN que sea, que ella tenga, ABOMINACIÓN, ABOMINACIÓN, ABOMINACIÓN O ABOMINACIÓN, etc. En eso dimos pasos hacia la ¡¡¡¡¡ABOMINACIÓN!!!!!. Llamar matrimonio a la unión entre personas del mismo sexo, es ¡¡¡¡¡UNA ABOMINACIÓN!!!!!. La legislación había llegado a un punto que era ABOMINABLE, según mi parecer, que era el que hubiera un tipo de ABOMINACIONES, a la ¡¡¡¡¡ABOMINACIÓN!!!!, que la igualaban al matrimonio pero sin llamarle ¡¡¡¡¡ABOMINACIÓN!!!!."


A usted le parecerá muy bien, a mí me parece una forma de hablar muy corta, propia de algunos predicadores fundamentalistas del sur de Estados Unidos que no saben lo que dicen. Sólo hay un momento en que la palabra encaja bien y dudo mucho que usted lo encuentre.
1/07/15 12:27 AM
 
 
 
infocatolica.com  30-06-15
Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén