Martes, 25 Agosto 2015 09:26

Obispo maltés: "La crisis del matrimonio induce a una crisis de fe"

 
Mons. Mario Grech, obispo de la Diócesis de Gozo, en la Isla de Malta, publicó, una Carta Pastoral en la que  parte del presupuesto de que la familia, fundada en el matrimonio entre hombre y mujer, es todavía una institución muy apreciada teniendo en consideración los beneficios que comporta a nivel "humano, social y espiritual", tanto que "el deseo de formar una familia permanece fuertemente radicado en la naturaleza humana".


 

Y eso sucede a pesar de las numerosas situaciones difíciles provocadas por separaciones, divorcios, segunda unión, relaciones adúlteras, "en contraste con los preceptos evangélicos".

Crisis de la familia - crisis de la fe

Mons. Grech cita "el tsunami cultural", o sea, "las rápidas y enormes transformaciones que colocan seriamente en discusión las convicciones consolidadas" sobre la familia y el matrimonio, cuyos valores fueron "reducidos y debilitados" por leyes que favorecen el divorcio que fue introducido en Malta en 2011, las uniones civiles, la teoría del género y la procreación asistida.

Muchas veces, "la crisis del matrimonio induce a una crisis de la fe", porque en los momentos de dificultad "es fácil ceder a la tentación de dar la espalda a Dios", dice el prelado en su Carta Pastoral.

Sínodo

La reflexión del obispo de Gozo hace relación al Sínodo general ordinario que se realizará en el Vaticano del 4 al 25 de octubre próximo, con el tema "La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo".

Familia es fundada en el matrimonio, sacramento indisoluble entre hombre y mujer.

En primer lugar, asegura Mons. Grech, "no existe ninguna intención, por parte de la Iglesia, de cambiar la doctrina sobre el matrimonio y la familia": "el matrimonio es un sacramento", escribe, y "el fundamento de la familia está en las nupcias entre hombre y mujer, ligados por amor indisoluble, fiel y abierto a la vida".

Misericordia

La misericordia no coloca en riesgo la doctrina sobre matrimonio y familia. Mons. Grech dedica una amplia parte de su Carta Pastoral al tema de la misericordia, "palabra-clave" de la relación hombre-mujer.

Los votos son de que en el próximo Sínodo la Iglesia, "permaneciendo fiel al Evangelio de la familia y apoyando aquellas familias que permanecen firmes, busque, al mismo tiempo, ser fiel al Evangelio de la misericordia".

"Que la Iglesia mire la humanidad herida con ojos misericordiosos, siguiendo el ejemplo de la Virgen María, "la Iglesia, a través del Sínodo, continúe mirando con ojos misericordiosos a la humanidad profundamente herida", disipando "la oscuridad que contorna muchos corazones".(GAUDIUM PRESS)

 

 

cristohoy.org  25-08-15