Sábado, Diciembre 14, 2019

Política de Estado


Jueves, 27 Agosto 2015 14:29

Una Nueva Religión se está Imponiendo Silenciosamente en Occidente

Sólo falta que aparezca el falso mesías.

No todos los que la profesan se dan cuenta que esta religión sólo necesita un mesías para consolidarla institucionalmente.

Pero sí se percatan que todos profesan el mismo credo, y al igual que las religiones de sus primeros tiempos, se creen con el derecho de ser una verdad “per se”, que puede aplicar sus criterios a toda la población, porque sus dogmas son autoevidentes y no necesitan comprobación.

Esta evolución ideológica se ha dado a través de la apostasía de buena parte de católicos y judíos, que se han plegado progresivamente a dar prioridad a los valores de la religión liberal antes que a los de la religión que dicen profesar.

Esto lo podremos ver mejor en un fascinante estudio de la evolución de la religión en los EE.UU. más abajo.

Es así que estamos viendo que se han conformado dos grandes religiones, una que cree que el ser humano debe plegarse a la voluntad divina y otra que diviniza al individuo.

Y en ambas podemos encontrar personas que se autoidentifican como católicos, protestantes, judíos, y hasta probablemente musulmanes, pero reniegan de su credo tradicional, sumándose al credo de la Nueva Religión.

 

LA COMPOSICIÓN DE LAS RELIGIONES

 

La tesis es que hay dos macro religiones en pugna en occidente es este momento. Una de las religiones contemporáneas abarca tal vez más judíos ortodoxos, cristianos ortodoxos, y (en teoría) musulmanes devotos, y reconoce la autoridad divina en los asuntos humanos y la necesidad de conformar la voluntad humana a la ley divina.

La otra religión, el liberalismo, que no es más que una filosofía política compatible con muchos tipos de religión, se ha convertido en una religión.

De cualquier forma los liberales creen que su movimiento no puede ser visto como una religión, porque con ello escapan a las acusaciones de dogmatismo e intolerancia que hacen rutinariamente contra las religiones convencionales. Pero en lo hechos actúan como tal.

 

EL LIBERALISMO REQUIERE UN ACTO DE FE

 

El liberalismo es una religión, ya que, para los liberales, el significado último reside en el compromiso con el cada vez más expandido estado de bienestar, con el cumplimiento del ideal de justicia, y con la liberación continua de individuos de toda autoridad vinculante, que es la clave a la felicidad personal. La ideología liberal descansa en última instancia en un acto de fe.

Nunca puede ser desacreditada por los acontecimientos históricos, porque el creyente simplemente sabe que es correcta. Las ideas liberales se consideran una verdad autoevidente, y, en su actual supremacía, los liberales prefieren simplemente hacer valer esas ideas en lugar de hablar de ellas.

La religión del liberalismo hace exigencias a las personas que a la religión tradicional ya no se le permite hacer.

origen comun del liberalismo

 

UN CORTE SESGADO DE LAS RELIGIONES TRADICIONALES

 

La principal división religiosa en occidente corta las líneas denominacionales en una diagonal, por lo que la religión del liberalismo abarca la mayoría de los protestantes “de la línea principal”, muchos católicos, la mayoría de los judíos, y (lo más importante) los que son clasificados como no-miembros de la iglesia o no creyentes.

La historia del cristianismo liberal y el judaísmo reformista es esencialmente la historia de la emancipación progresiva de la fuerza obligatoria de los credos, de modo que esos movimientos se han convertido finalmente en contra del credo, permitiendo así que la nueva religión del liberalismo los abarque juntos a personas que son agnósticos e incluso ateos.

Por el contrario, los cristianos y judíos ortodoxos son necesariamente considerados por los liberales con un alto índice de sospecha, ya que amenazan la reversión al dogmatismo del credo religioso tradicional.

 

LA IMPOSICIÓN DEL LIBERALISMO

 

Todo esto explica por qué la animosidad religiosa está en un nivel más alto ahora que lo que estado sido durante décadas.

Los creyentes conservadores que suelen ser agresivos en sus críticas a la sociedad liberal, son vistos – con o sin razón – como una minoría, y tienen poca influencia sobre los medios de comunicación, la mayor parte del sistema educativo, o las agencias de los gobiernos.

En su mayor parte, los creyentes conservadores han aprendido a aceptar una sociedad pluralista, y sus batallas no son más que en nombre de sus derechos como ciudadanos, y no en nombre de su religión.

Pero como la mayoría de los católicos y protestantes en los primeros tiempos, la religión del liberalismo se considera la única y verdadera fe que tiene la obligación (y el poder) de imponer sus creencias.

Cuando los creyentes conservadores reclaman sus derechos como ciudadanos, no se dan cuenta que, en lo que se refiere a la religión del liberalismo, el error es que no tienen derechos.

La religión del liberalismo sostiene que los medios de comunicación y el sistema educativo deben consagrar creencias liberales y desacreditar las conservadoras, y que el gobierno debe hacer cumplir los programas liberales por ley.

Estos nos lleva a una interesante explicación del caso de la apostasía de los norteamericanos, realizada por un teólogo protestante, que no obstante serlo, enseña teología con autores católicos.

Stanley Hauerwas

 

UNA FASCINANTE EXPLICACIÓN DE LA APOSTASÍA ESTADOUNIDENSE

 

Un destacado teólogo protestante estadounidense tiene una explicación sobre la marca distintiva del cristianismo en Norteamérica, que nos permite entender el porqué de lo que llamamos apostasía de la fe norteamericana, que parecería no ser más que la forma especial en que el cristianismo se ha asociado con el estilo de vida y los valores norteamericanos.

Stanley Hauerwas fue nombrado “el mejor teólogo de América” por la revista Time en 2001.

Él se define que viene de la parte católica del protestantismo, porque considera que la protesta fue un error y no enseña teología protestante sino a Tomás de Aquino.

 

LA CURIOSA DEFINICIÓN DE DIOS QUE DAN LOS NORTEAMERICANOS

 

Stanley Hauerwas, de la Universidad de Duke, afirma que el patriotismo, por motivos relacionados con la singular historia de Estados Unidos, se ha convertido en una religión cívica que ha absorbido al protestantismo.

El cree que América es una síntesis del protestantismo evangélico, ideología política republicana y razonamiento moral del sentido común.

Los estadounidenses fueron capaces de sintetizar estas tradiciones antitéticas al hacersu fe en Dios indistinguible de su lealtad a un país que les aseguraba el derecho de elegir a qué dios podrían creer o no.

Los protestantes estadounidenses no tienen que creer en Dios porque creen en la creencia.

Es por eso que EE.UU. nunca ha sido capaz de producir ateos interesantes.

El dios que la mayoría de los estadounidenses dicen que creen no es lo suficientemente interesante como para negarlo.

La única especie de ateísmo que cuenta en Estados Unidos es poner en tela de juicio la idea de que toda persona tiene derecho a la vida, la libertad y la felicidad.

El protestantismo vino a la tierra que hoy llamamos Estados Unidos de Norteamérica para hacerla protestante.

Se suponía que lo que significa ser estadounidense y protestante era equivalente a una fe en la racionalidad del hombre común y el establecimiento de una república democrática.

Como resultado los estadounidenses siguen manteniendo la creencia obstinada en un dios, pero el Dios que ellos creen resulta ser el dios americano.

Para conocer y adorar a ese dios no es necesario que exista una iglesiaporque ese dios se conoce a través de la creación providencial de un pueblo libre. Esta es una presunción compartida por la derecha religiosa, así como de la izquierda religiosa en Estados Unidos. Ambos asumen que Estados Unidos es la iglesia.

mano tocando bandera de eeuu

 

LA MODERNIDAD Y LA CORRUPCIÓN DE LA “LIBERTAD”

 

El profesor Hauerwas cree que se puede estar viviendo que el protestantismo – por lo menos el tipo de protestantismo de América – esté llegando a su fin. Se muere por su propio éxito. El protestantismo se identificó con la presunción republicana en la libertad como un fin, reforzada por la creencia en el sentido común de las personas.

Como resultado, las iglesias protestantes en América perdieron la capacidad de mantener las disciplinasnecesarias para sostener un pueblo capaz de ser una alternativa para el mundo.

Irónicamente, el fervor febril de la derecha religiosa en Estados Unidospara sostener la fe como una condición necesaria para el apoyo a la democracia, no puede dejar de ser una estrategia que asegura que la fe que se sustenta no es la fe cristiana.

Más estadounidenses pueden ir a la iglesia que sus contrapartes en Europa, pero las iglesias a las que van hacen muy poco para desafiar los supuestos laicos que forman sus vidas o las vidas de las iglesias a las que van.

La función principal de la iglesia, por lo tanto, es legítimar y mantener la presunción de que Estados Unidos representa lo que todos los hombres quieren ser si tuvieran el beneficio de la educación en Estados Unidos y dinero.

Pero una iglesia capaz de desafiar el espíritu reinante que sostiene América no es un logro fácil. Usted puede pensar que la Iglesia católica seguramente haría esa tarea, pero hay que recordar que, según el difunto arzobispo Francis George de Chicago, el catolicismo en Estados Unidos se ha convertido en gran medida en una forma de cristianismo protestante.

Los católicos en Estados Unidos, al igual que sus hermanos protestantes, es probable que asuman que no hay tensión esencial entre ser cristiano y creer en el estilo de vida estadounidense.

 

LOS MÉDICOS SE HAN CONVERTIDO EN LOS SACERDOTES DE LA VIDA

 

Esta historia ha dejado una huella profunda y duradera en la actitud de los Estados Unidos en la medicina, y tal vez explique las cuentas de sus crecientes costos de atención de salud.

Hauerwas cree que estamos en condiciones de comprender mejor por qué después del 11 de septiembre de 2001 (el derribo de las Torres Gemelas),la autoproclamada nación más poderosa del mundo opera sobre el miedo.

Lo hace porque es necesario para asegurar un nivel de cooperación entre las personas que de otra manera no comparten nada en común. Es decir, no comparten nada en común aparte de la presunción de que la muerte es la que debe evitarse a toda costa.

Por eso, en América los hospitales se han convertido en nuestras catedrales y los médicos son nuestros sacerdotes.

Las facultades de medicina son mucho más serias sobre la formación moral de sus alumnos que las escuelas de teología. Son así porque los estadounidenses no creen que un sacerdote con formación inadecuada pueda dañar su salvación, pero ellos creen que un médico inadecuadamente entrenado puede hacerles daño.

El deseo estadounidense de usar la medicina en un intento de salir de la vida con vida no es más que la forma interna de la política exterior de Estados Unidos.

El 11 de septiembre 2001 dio a América exactamente lo que necesitaba tan desesperadamente tras el fin de la guerra fría, porque no está claro si Estados Unidos pueda vivir sin una guerra. De lo contrario, ¿que nos daría una brújula moral? Así que conseguimos una ‘guerra contra el terrorismo’, que es una guerra sin fin.

 

Fuentes:

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén