Lunes, Agosto 03, 2020

Política de Estado


Lunes, 31 Agosto 2015 14:04

Card. Braz de Aviz: «la Iglesia pierde cada año 2.000 religiosos»

Qué mal sabor de boca me ha dejado las declaraciones del Cardenal Braz de Avizel pasado 19 de agosto. El Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica se reunió con religiosos, padres, madres, hermanos y legos y vírgenes consagradas en la Catedral de Sao Paulo en elcontexto del Año de la Vida Consagrada.

Terribles datos y un curioso diagnóstico y propuestas de solución.

Que el neto de religiosos de un año a otro sea descendente es preocupante, dos milsegún Braz de Aviz, aunque la distribución no es uniforme, puesto que el fenómeno es más acusado en Occidente:

«La edad media de las religiosas en Europa es de 85 años, lo que significa que morirán pronto y no habrá otras que ocupen su lugar».

Así, sin edulcorantes. Las causas son complejas. No es hoy lugar para análisis que además hay que hacer con mucho cuidado. No se pueden tratar a todas las órdenes religiosas como un «jefe de línea de producción», cada carisma es único. No son máquinas, más bien flores,  un querer del Señor, que hay que tratar con cariño y mimo. Todos conocemos órdenes religiosas florecientes, nuevas y antiguas.

Me ha sorprendido el número: 3.000 congregaciones y comunidades de consagrados que cuentan con un millón y medio de religiosos. Yo pensaba que había menos familias religiosas. Tampoco tengo claro qué agrupa el millón y medio de religiosos.

Quizá de todos estos datos la novedad reside en el reconocimiento. Ya no hay «primaveras», ni «inconscientes aggiornamientos» que prostituyen el carisma fundacional. Y, gracias a Dios, cada vez oigo menos el argumento de que ahora son menos, pero lo importante es que son mejores. Como si la correspondencia al Señor fuese un puré finito que ahora es mejor porque está más concentrado. Siempre me ha parecido ese modo de argüir un escupitajo a la memoria de tantas personas que han muerto fieles a la llamada del Señor. Porque sí, antes eran más.

Al menos, esto ya no se esconde. Aunque sólo sea por el peso de los hechos.

De un modo un pelín desestructurado el Cardenal incidió en los Consejos evangélicos, definitorios de la vida religiosa.

Respecto a la pobreza se centró en fenómenos «macro» y en la cantidad. Por ejemplo, dijo que «las instituciones religiosas tienen el 52% del Capital Social del Banco Vaticano». ¿Y?

O bien, afeó la conducta de una congregación con voto de pobreza que tiene 30 millones en el IOR. ¿Y? Con esos datos poco puede decirse, casi hasta podría estar bien haber recibido una herencia y dedicarla a «las Obras de la Religión», ¿no?

Creo yo que el tema de la pobreza va más al apegamiento que a la cantidad.

Sorpresivamente apuntó que hay «demasiada» obediencia: «hay muchos superiores opresivos». Pues supongo que sí. Pero a uno le parece que más bien es al contrario, esa es la percepción. Omito ejemplos. Aunque es de agradecer al Prefecto que sacase el tema y que recordase que la obediencia debe ser como «entre hermanos» y de que hay superiores que a los que se puede aplicar lo de ‘consejos vendo y para mí no tengo‘. Aun así, con todo, me da que como en el caso de la pobreza, el acento debería estar en otro sitio.

La castidad no fue tratada como tal, aunque se mencionó. ¿Signo de los tiempos?. La referencia vino a cuento de la vida familiar. Puso el ejemplo de una superiora de 80 años que había pedido dispensa porque quería realizar el ideal de la maternidad. A los tres meses había adoptado un bebé. En fin, creo que la anécdota es un tanto improcedente y poco delicada. Pero más extraña fue su propuesta de solución,«comunidades mixtas» para solucionar ‘la vida en familia’:

«En el pasado hemos tenido problemas para vivir juntos, porque se decía que había que tener cuidado porque la mujer es un peligro, o precaución porque el hombre es un peligro», aunque matizó que «no aconsejo formar comunidades mixtas en la misma casa», recordando que el voto de castidad es parte de la vocación religiosa. Faltaría más.

¿De verdad eso es una propuesta para mejorar la vida en familia de las comunidades religiosas? ‘No comment’

Animaría al prefecto a que explorase otras vías, como recomendar que  la televisión no sustituya al Sagrario como punto de central de la comunidad, o internet en cada dormitorio y en cambio se fomentase el trato personal, el rezo en comunidad, las actividades juntos…

El texto de la intervención, es largo y, lógicamente, gira en torno a los 50 años de la «Perfectae Caritatis». Tiene algunas cosillas interesantes y otras que me han generado inquietud, cuanto menos intelectual. Aviz de Braz, cuenta que en este momento la Congregación tiene varios asuntos en estudio sobre las religiosas:

La clausura papal y autonomía de los monasterios: revisión eliminando «prácticas obsoletas» y adaptación al Concilio. Dados los antecedentes lejanos y cercanos esto puede significar cualquier cosa, y la mayoría de las que se me ocurren no son positivas.

Y el proceso, ya contemplado, de fusión de órdenes religiosas.

El Año de la Vida Consagrada termina con la fiesta de la Presentación del Señor, el 2 de febrero de 2016. ¿Cuánto rezamos por ellos?, ¿por su fidelidad?, ¿por las vocaciones? Estamos a tiempo.

Categorías : General

15 comentarios

  
 Menka
Pero los FI les molestan. No pueden obligar a Dios a seguir el rumbo que ellos quieren.
31/08/15 5:56 PM
  
 Luis Fernando
Si es que le da lo mismo. Con sonreír tiene bastante. Solo le falta decir: el último que apague la luz y cierre la puerta. 

Desde luego, Benedicto XVI se cubrió de gloria al nombrarle Prefecto de ese dicasterio.

31/08/15 6:01 PM
  
 juvenal
Creo que los datos no son correctos. Según el Anuario Pontificio:
- 2014: los religiosos no sacerdotes eran 55.314 (+ 229) y las religiosas 702.529 (- 10.677)
- 2013: los religiosos no sacerdotes eran 55.085 (+ 420) y las religiosas 713.206 (- 8.729)
Se pueden poner los años anteriores, pero creo que ya se ve como van las cosas.
31/08/15 6:03 PM
  
 JuanM
¿Y ahora se da cuenta usted?
31/08/15 6:08 PM
  
 keparoff
Viendo la foto del cardenal y la abadesa? del micrófono, me viene a la cabeza aquello de Pla de "bajaron del autobús viejas de ambos sexos".

Eso debe ser lo de realizar la vida en familia con comunidades mixtas, o así.
31/08/15 6:11 PM
  
 Leonardo
Eso sí, sonríe en todo momento. Creo que si tiene que anunciar el comienzo de la tercera guerra, también sonríe.
31/08/15 6:18 PM
  
 Juan Mariner
A grandes males, grandes remedios... El mal no es tanto la falta de vocaciones como la falta de Pastores
31/08/15 6:20 PM
  
 Bonifacio Moro


Juanjo. Por favor, intenta formular lo mismo sin insultos.
31/08/15 6:30 PM
  
 Leonardo
Habla por su cuenta? Todo el mundo habla por su cuenta en estos días en la Iglesia? No creo.
31/08/15 6:33 PM
  
 Juanjo Romero
juvenal, a mi tampoco me cuadran los datos. No sé qué se ha incluido dentro del millón y medio.

LF, keparoff, Leonardo et alii. Hombre, podía haber estado más incisivo, pero "la crisis" no es culpa suya, digo yo.

Me preocupa lo de las de clausura. Es como si molestase lo de las "maravillosas", por ejemplo.

31/08/15 6:35 PM
  
 Don Ricardo
He tenido experiencia cerca de tratar de "revitalizar" la vida religiosa. Uno de los tópicos más socorridos era asumir los signos de los tiempos como lugar teológico. Un eufemismo para decir que el evangelio tenía tanta autoridad como las encuestas. Resultado: las nuevos miembros de esas comunidades son representan una prolongación breve de la agonía de esas órdenes y congregaciones. Viven en un relativismo opresivo en nombre de la libertad.
31/08/15 6:37 PM
  
 José Ángel Antonio
Hace años que existen comunidades católicas de vida religiosa mixtas, en el sentido de que viven en un espacio cercano los consagrados célibes y las familias de laicos consagrados. En ambientes de la Renovación Carismática de Estados Unidos y Francia hay varios casos. 

Quizá el más veterano es la Comunidad de las Bienaventuranzas en Francia. Por ejemplo, en San Martín del Canigó, los célibes viven en el monasterio en sí y las familias en el pueblo al pie de la montaña, pero celebran juntos y se ven casi cada día. 

En Inglaterra está el caso de Cor et Lumen Christi, que conviven en dos casas familias y consagrados. Funcionan bastante bien y, como en todo, con los años han ido corrigiendo cosas un poco inocentes que no funcionaban, poniendo soluciones prudentes y prácticas.
31/08/15 6:37 PM
  
 Percival
Las vocaciones religiosas son la exuberancia y la flor de la vida de fe. Una Europa sin fe, difícilmente puede florecer en vocaciones.
Pero mucho de la pérdida de la fe, está precisamente en la dejación de muchísimos consagrados, que han invertido esfuerzos por hacer de la Iglesia una hermosa ONG, de los más musical. Desvirtuando la fe y creando un enorme vacío intergeneracional.
31/08/15 6:41 PM
  
 Leonardo
No, no creo que la crisis sea culpa suya. Ni empezó ayer. La crisis lleva décadas, como ya sabemos. Muchos problemas eclesiales llevan décadas, y son las mismas décadas, más o menos. Desde que se decidió emplear la misericordina más que la severidad, y se entendió´esto progresivamente como un laissez faire (a veces según quién), se ha perdido bastante el rumbo. Hoy parece que cada uno dice y hace un poco lo que le parece, y entonces aplaudimos las cosas que parecen un poco católicas, y decimos qué espantoso ante otras. Desde luego que fue el "espíritu del Concilio". Y el espíritu, más allá de algunas extrañezas de los textos, es el de "más vale emplear la medicina de la misericordia, etc." Y se entendió mal, recayendo, como dije, en un insólito perdonattuti, a veces un tanto "flechado". Entonces se termina diciendo y sí, ayer se perdieron 2.000 y mañana se perderán 4.000, y todo así. Pero seamos misericordiosos y no guardemos tanto dinero en el IOR... Mientras tanto en el mundo la gente elegía cualquier otro tipo de vida monacal, por raro que pareciese. Se volvían incluso "hare krishna", se sometían a raras curas chamánicas en la selva, se hacían adeptas de los cultos más estrafalarios. Pero un Monasterio? Qué antiguedad! La vida consagrada, con sus votos! qué antiguo! Era ese tipo de "misericordina" lo que el mundo necesitaba? No lo creo.
31/08/15 6:59 PM
  
 pacomio
Después de este "período" poco será lo que quede en pie. 
Lo musulmanes por lo menos hacen mártires....
 
 
 
infocatolica.com  31-08-15
Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén