Jueves, 08 Octubre 2015 15:08

140 intelectuales conversos piden al Papa y al Sínodo evitar los errores del protestantismo «progre»

Ciento cuarenta conversos del mundo anglosajón, algunos de ellos muy célebres por la potencia de su testimonio como Scott Hahn (autor de bestsellers como Roma, dulce hogarLa fe cristiana explicada), Jennifer Fulwiler, Dawn Eden, Steve Rey o Mark Regnerus, han dirigido una carta al Papa Francisco fechada el 24 de septiembre para transmitirle los ánimos de "numerosos fieles a quienes en buena medida atrajo a la Iglesia, y continúa haciéndolo, lo que ella propone sobre el ser humano en sus enseñanzas sobre la diferencia sexual, la sexualidad, el matrimonio y la familia".

Los firmantes -gran parte son antiguos pastores protestantes que hoy son sacerdotes católicos-, explican que hace años muchos de ellos objetaban contra la enseñanza tradicional sobre la familia y el matrimonio.


Peter Wilkinson y Carl Reid cuando aún eran obispos anglicanos en Canadá; hoy son católicos y piden evitar los errores que han hundido a las iglesias protestantes liberales

"Sin embargo, cuando empezamos a comprender lo dañinas que resultaban las ideas corrientes sobre la sexualidad humana, y cuando algunas de nuestras denominaciones empezaron a dejarse llevar por la cultura dominante, comenzamos a sospechar que había algo correcto en la forma en la que la Iglesia entiende las cosas. Aunque a menudo fuesen impopulares, las enseñanzas de la Iglesia sobre lo referente a la vida se convirtieron en extrañamente atractivas para nosotros".


Joseph Jacobson era obispo luterano
en Canadá; con su esposa e hijos se 
hizo católico en el año 2000; es otro 
de los firmantes de la carta


Dar testimonio firme ante un mundo hostil
"Es más", continúan, "la certeza que la Iglesia tenía en sus enseñanzas, y su confianza al proclamarlas incluso ante una oposición hostil, fue para nosotros la evidencia de que en ella podríamos encontrar la vida de Jesucristo tal como Él es verdaderamente".

Los conversos que firman el documento son conscientes, afirman, "de las difíciles circunstancias pastorales que afrontará el sínodo, especialmente las que afectan a los católicos divorciados". Algunos de ellos han vivido la experiencia de un divorcio. Y justo por ese punto se dirigen Papa: por "ciertas propuestas de cambiar la disciplina de la Iglesia sobre la comunión de los católicos que están civilmente divorciados y vueltos a casar".

Se declaran "francamente sorprendidos" ante la circunstancia de que, tal y como algunos entienden el "camino penitencial" del que habla el Instrumentum Laboris del sínodo, "se podría tolerar lo que la Iglesia jamás ha permitido". Unas propuestas que, a su juicio, "no harían justicia a la irrevocabilidad del vínculo matrimonial" y contradirían "la doctrina cristiana sobre el matrimonio".

Y no sólo la doctrina: "No conseguimos ver cómo esas innovaciones pueden ser, como dicen, pastorales o misericordiosas. A pesar de las buenas intenciones, las respuestas pastorales que no respetan la verdad de las cosas sólo pueden agravar el auténtico sufrimiento que pretenden aliviar".


Scott y Kimberly Hahn, autores del popular libro "Roma Dulce Hogar", se convirtieron en parte por la enseñanza católica sobre familia y fertilidad y por su firmeza ante la mentalidad anticonceptiva; también ellos han firmado

"El mundo necesita testimonio profético"
"Somos testigos, como cualquiera, de la catástrofe humana que ha traído la cultura del divorcio", dicen: "Pero, como conversos, también somos testigos de la complicidad cristiana en esa cultura. Hemos visto a nuestras propias comunidades abandonar el radical testimonio cristiano de la verdad sobre el hombre y la mujer, junto con el acompañamiento pastoral que podría haberles ayudado a vivirla".

Por eso, frente a quienes "aconsejan resignación y admiten su derrota", se dirigen a Francisco para que recuerde al mundo "la belleza de la fidelidad conyugal vivida en unidad con Cristo": "¡Más que nunca, el mundo necesita el testimonio profético de la Iglesia!".

Y ofrecen el testimonio de su conversión, porque demuestra "la atracción de la verdad sobre el hombre y la mujer tal y como ha sido iluminada por Cristo a través de su Iglesia".

4 ex-obispos protestantes, hoy católicos
Entre los 140 firmantes, que llegan sobre todo de Estados Unidos y Australia, destacan: elobispo auxiliar de Melbourne, Peter J. Elliott (un antiguo anglicano); el ordinario de los anglocatólicos de Norteamérica, Jeffrey Steenson, que fue obispo episcopaliano; Peter Wilkinson, que fue obispo anglicano en Canadá, Carl Reid, antiguo obispo de la Traditional Anglican Curch y Joseph Jacobson, que fue obispo luterano en Canadá.

Firman además al menos 37 ex-clérigos anglicanos y episcopalianos (la gran mayoría hoy integrados en el ordinariato anglocatólico norteamericano), una decena de antiguos pastores evangélicos o pentecostales; al menos 8 antiguos pastores luteranos, 4 ex-pastores presbiterianos y 3 ex-pastores metodistas. Se incluyen también varias ex-pastoras y antiguas misioneras protestantes.

Otros firmantes populares son Scott y Kimberly Hahn (autores de Roma, dulce hogar), labloguera y conversa desde el ateísmo Jennifer Fulwiler, la escritora defensora de la castidad Dawn Eden, el ex-ministro presbiteriano Marcus Grodi (tiene un programa de TV en la EWTN), el prestigioso teólogo y filósofo ex-evangélico Francis J. Beckwith y la activista contra el tráfico reproductivo Alana Newman.


Dawn Eden y Jennifer Fulwiler son dos periodistas y comunicadoras que llegaron a la fe católica desde la increencia y el desprecio al mensaje cristiano; hoy son firmes defensoras de la enseñanza católica sobre vida, familia, castidad y espiritualidad

La práctica totalidad de los firmantes son personas del mundo de la cultura, la teología, la academia o la evangelización, que a lo largo de su vida han reflexionado mucho sobre la fe y el Evangelio y han tomado decisiones serias, dejando atrás muchas seguridades humanas para entrar en la fe católica.

[Más testimonios de anglicanos y protestantes que descubren el catolicismo aquí]

[Lea también: La religión «progre» vacía los templos: nuevas cifras a la baja de la Iglesia Episcopaliana]



 
 
 
 
religionenlibertad.com  07-10-15