Viernes, Diciembre 06, 2019

Política de Estado


Martes, 13 Octubre 2015 12:50

Cómo es que nuestra Evangelización No está Trasmitiendo el Mensaje Íntegro que Jesús Trajo

Hay Miedo que la gente se asuste.

 

En estos tiempos de confusión está estamos amputando el mensaje que Cristo trajo al mundo, y lo vemos especialmente en los debates previos al Sínodo de la Familia, que en el fondo trascienden la legitimación de la comunión a los divorciados vueltos a casar o la celebración de la homosexualidad.

miedo

Presentamos el atractivo mensaje de salvación que trajo Jesús, pero no las consecuencias de no corresponderle. Y así dejamos la puerta abierta para el crecimiento de herejías, que se oyen en la Iglesia regularmente, de que Dios es tan misericordioso que no condenará a nadie al infierno, o que si bien el infierno existe, está vacío porque Dios es todo amor.

¿Por qué tenemos tanto miedo de hablar sobre las consecuencias de no corresponder a la propuesta de Jesús? ¿Por qué no se habla el desoír el mensaje de Jesús equivale al infierno?

 

Pero además es un fenómeno que no sólo toca al catolicismo sino también a los protestantes, y quizás más fuerte a ellos por sus propias raíces.

Algunas reacciones comunes son:

“Nuestra religión es una religión de amor, no de miedo.”

“La gente ya tiene una imagen mala del cristianismo, y esto podría hacer que se sientan peor”

“El miedo del infierno es un motivo indigno para ser un punto para la conversión cristiana”

“No deberíamos estar tratando de asustar a la gente para que sea buena”

cristo carga la cruz fondo

 

CORREMOS EL RIESGO QUE EL OFRECIMIENTO DE JESÚS SEA UNO MÁS

 

Cuando se enseña sólo la oferta positiva de la salvación y la predicación, y no se dice nada acerca de las consecuencias de no responder a esta increíble oferta de misericordia, es muy fácil ver la llamada la evangelización como un “accesorio”, buena tal vez, pero no realmente necesaria.

Después de décadas de silencio sobre las consecuencias de no responder a la misericordia de Dios para una vida de fe,una visión del mundo ajena ha colonizado las mentes de un gran número de nuestros hermanos católicos, que suponen que casi todo el mundo va a ser salvado, excepto tal vez unos pocos asesinos de masas muy notorios, no más de 10.

Pero, por supuesto, el asesinato es sólo una de toda una serie de graves pecados que, sin arrepentimiento, excluirá a la gente del Reino de Dios:

“¿No sabéis que los injustos no heredarán el Reino de Dios? No os dejéis engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los pervertidos sexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios” (1 Corintios 6:9-10).

Este no es un texto aislado, listas similares de pecados que excluyen a la gente del cielo se encuentran en Gálatas 5:13, 19-21, Efesios 5:5-6, Apocalipsis 22:14-15 – y muchos otros lugares también.

Jesús es particularmente enfático en la necesidad absoluta de apartarse del pecado grave si queremos entrar en el Reino:

“Y si tu ojo te fuere ocasión de pecado, sácalo y échalo fuera ti; porque es mejor entrar en la vida con un solo ojo, que teniendo dos ojos seas echado en el infierno de fuego(Mateo 18:09).

Él nos dice claramente que no hay que temer a los que matan el cuerpo, sino temer al castigo eterno por el pecado sin arrepentimiento en el infierno (Lucas 12:4-5).

apostasia del clero

 

LUCHANDO CONTRA LA INCREDULIDAD

 

No se trata sólo de una amplia gama de inmoralidad impenitente que excluye a las personas del Reino, sino tal vez del pecado más grave de todos, la incredulidad:

“Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, más tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que cree en él no es condenado, pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios” (Juan 3:16-18).

El padre Francis Martin, en uno de sus ensayos bíblicos / teológicos, llama al fenómeno de no creer en la revelación de Jesús “la raíz del pecado del mundo”.

 

“El que cree en el Hijo tiene vida eterna, pero el que desobedece al Hijo no verá la vida, sino que debe soportar la ira de Dios” (Juan 3:36).

apostasia vaticano ii

 

JESÚS PENSABA QUE ERA IMPORTANTE COMUNICAR LAS CONSECUENCIAS DE NO ACEPTAR SU LLAMADO

 

Hay literalmente docenas de pasajes del Nuevo Testamento que hablan de las consecuencias eternas de no arrepentirse, de no creer, de no vivir una vida de obediencia como un discípulo de Jesús.

Es evidente que Jesús y los apóstoles pensaron que era importante que las consecuencias negativas de la falta de respuesta al pensamiento, palabra y obra del mensaje de salvación se comunicaran claramente a sus oyentes.

Jesús sabía lo que había en los corazones de los seres humanos, y sabía que el miedo al infierno, aunque tal vez no sea el punto central de la vida cristiana, es un buen comienzo si motiva el arrepentimiento.

lobo con ovejas

 

EL SANO TEMOR AL INFIERNO ES UNA ETAPA EN NUESTRA PURIFICACIÓN

 

Y mientras “el perfecto amor echa fuera el temor” de la pena y del Día del Juicio (1 Juan 4:17-18), la sabiduría espiritual de la Iglesia deja claro que no podemos ir al final del viaje sin un buen comienzo y trabajar pacientemente en cada etapa de purificación y limpieza.

Santa Catalina de Siena señala como la forma en la etapa inicial del viaje se caracteriza por un miedo muy útil del infierno, un “temor servil”, como ella dice, que más tarde se traslada a lo que ella llama “amor mercenario” y, por último, a “el amor perfecto.” No se salta al amor perfecto sin un buen comienzo.

San Juan de la Cruz supone que antes de que la gente esté realmente lista para emprender el viaje espiritual ha sido profundamente impresionado por la brevedad de la vida, la estrechez de la carretera que conduce a la vida (Mateo 7:14), el rigor de la sentencia, cómo “el justo con dificultad se salva”(1 Pedro 4:18), cómo “la perdición es muy fácil y muy difícil la salvación” y la necesidad de un profundo arrepentimiento del pecado y la entrega incondicional a Dios (El Cántico Espiritual, estrofa 1, 1).

San Ignacio de Loyola en sus Ejercicios Espirituales, reconoce que la motivación más importante para servir a Dios es puro amor, pero también cita la útil función de “temor servil” en el camino espiritual

Así también lo hace San Francisco de Sales:

“También debemos alabar fuertemente el temor a su majestad divina. Porque no sólo es el temor filial algo muy piadoso y santo, sino también lo es el temor servil.”(370).

Si vamos a tener una Iglesia fuerte y una evangelización dinámica, tenemos quetransmitir a todo el mundo todo lo que Jesús y los apóstoles nos han encomendado transmitir, incluyendo las consecuencias de no creer y no obedecer.

No debemos que tener temor que la gente tenga miedo del infierno. Es un excelente comienzo para el viaje espiritual – y sigue siendo de valor, incluso a medida que avanza la vida espiritual.

culto pastor evangelico

 

LA HEREJÍA NO SE DA SÓLO EN LA IGLESIA CATÓLICA

 

Mira lo que sucede entre algunas corrientes evangélicas y lo encontrarás similar. Ellos dicen: Dios ni castiga ni la justicia es su tema, no existe ni el infierno ni el diablo, la gente no tiene por qué esforzarse en no pecar sino en vivir feliz, la santidad no es relevante.

Similar herejía en el catolicismo denunció hace más de 100 años el papa Pío X en su encíclica “Pascendi” como ‘modernismo’, y que si uno se toma el trabajo de leer sus recomendaciones para extirpar al modernismo, se dará cuenta que la Iglesia optó por el camino inverso. Veraquí y aquí.

El nuevo movimiento evangélico ha sido llamado “Hipergracia”, enseñanzas que se basan en la opinión de que Dios no castiga a nadie. Probablemente influenciado por la exigencia casi omnipresente de que la gente sea “políticamente correcta”, muchas de sus enseñanzas confrontan directamente con la Biblia.

Para los críticos, la medida es una “evolución” de una iglesia que en las últimas décadas han sido testigo de un descenso en la doctrina y predicación bíblica. Poco a poco, la teología de la terapia motivacional ha tomado lugar en el púlpito. Y la búsqueda de la prosperidad ha socavado algunos de los fundamentos que el cristianismo mantuvo durante siglos.

Muchas iglesias y predicadores ahora se niegan a combatir el pecado. Rara vez se menciona el arrepentimiento o ni siquiera se habla de temas como el infierno y el juicio.

El movimiento de Hipergracia, es una la versión actualizada de la antigua herejía conocida como antinomianismo (en griego, significa anti “contra” y nomos, “ley”). Es la creencia de que la ley moral del Antiguo Testamento fue completamente abolida.

¿Cómo vivimos después de la venida de Cristo? Podemos vivir de la manera que queremos, porque no estamos bajo la ley sino bajo la gracia. ¡El Nuevo Testamento termina con la Ley del Antiguo Testamento, así que todo es gratuito!

Ideas como las palabras proféticas, la búsqueda por el Espíritu Santo, la guerra espiritual, o la voz de Dios son deliberadamente ignoradas y, a menudo ridiculizadas.

Es evidente que los líderes que integran este movimiento no admiten que pertenecen a él, como también sucede con los modernistas dentro del catolicismo. Después de todo, esto no es un movimiento organizado, pero su existencia e influencia ha crecido a través de la literatura cristiana que enfatiza el éxito personal y eclesiástico.

Con certeza la Biblia habla de la gracia, pero al parecer estas personas no leen o convenientemente han olvidado Romanos 6: 1-2

“¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? De ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?”.

 pie de maria aplasta la serpiente fondo

 

8 SIGNOS DE LA HIPERGRACIA

 

El teólogo protestante Joseph Mattera, creó una lista de los 8 signos más claros de que una iglesia está siguiendo la Hipergracia:

 

1 – Los predicadores no hablan en contra del pecado.

Incluso a veces se reprende a la gente que se atreve a insistir en el asunto, clasificándolos de “legalistas” y “fariseos”.

 

2 – El pastor nunca toma una posición firme sobre la santidad.

En un intento por atraer a más gente, todo se hace para que las reuniones sean más agradables, especialmente el sermón. Se ignora cualquier intento de establecer a los miembros los parámetros para una vida de santidad.

 

3 – El Antiguo Testamento es casi totalmente ignorado.

En estas iglesias, el Antiguo Testamento es tratado como un registro que no tiene un valor real con nuestro estilo de vida moderno. Convenientemente, no hay ninguna mención de los Diez Mandamientos o a las partes bíblicas donde Dios se muestra como un juez.

 

4 – A los líderes se les permite enseñar y predicar abiertamente viviendo en pecado.

No hay condenación hacia los pecados como la fornicación, la avaricia y la embriaguez, sino que son tolerados.

hipergraca 

 

5 – Los mensajes muchas veces se vuelven en contra de la “iglesia institucional”.

Los pastores que han abrazado la Hipergracia están constantemente en contra de las iglesias más “conservadoras”, porque creen que su mensaje ya no es relevante para la cultura de hoy.

 

6 – Los pastores predican en contra del diezmo.

Aunque sí hablan de las ofrendas y anuncian las necesidades financieras de la iglesia. Los pastores afirman que el diezmo es otra ley que fue abolida en Cristo.

 

7 – Los pastores predican sólo mensajes motivacionales.

Desde los púlpitos de las iglesias resuenan sólo mensajes positivos sobre la salud, la riqueza, la prosperidad, el amor de Dios, el perdón de Dios y de cómo tener éxito en la vida. No existe una preocupación o interés en proclamar todo el consejo de Dios, ni estimular el trabajo misionero que requiere arrepentimiento y cambio de vida.

 

8 – Los miembros de la iglesia no deben temer ningún tipo amonestación por parte de su liderazgo.

Los participantes de una iglesia que siguen la Hipergracia están convencidos que, a causa del fuerte énfasis en la gracia, todo está permitido. Es decir, no se espera ningún cambio real de ellos, sólo asistir a los cultos de adoración y ser “mejores personas y más felices”.

Fuentes:

 

forosdelavirgen.org

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén