Sábado, 08 Diciembre 2012 17:54

Panamá se está consolidando como el gran “centro neurálgico” del continente americano y plataforma de negocios a nivel mundial.

Panamá se está consolidando como el gran “centro neurálgico” del continente americano y plataforma de negocios a nivel mundial.

Así lo afirmaron la ministra de Fomento de España, Ana Pastor, y la presidenta de la Fundación Euroamérica, Benita Ferrero-Waldner, en el Primer Foro Panamá-Unión Europea.

En la inauguración del foro, Pastor señaló que la creciente prosperidad económica de Panamá no solo se sustenta en su ambicioso programa de inversión, sino también en la vitalidad de su sector privado y la expansión de las actividades de servicio y logística.

“Gracias a todas estas sinergias, Panamá tiene una economía más abierta, más diversificada, netamente importadora de bienes y especializada en la exportación de servicios y la atracción de inversión extranjera”, aseguró Pastor.

La ministra concluyó hoy una visita de dos días a Panamá en la que potenció la colaboración de infraestructura entre ambos países.

El foro es organizado por la Fundación Euroamérica y forma parte del programa de actos conmemorativos al V Centenario del Descubrimiento del Pacífico, que se celebra en 2013.

Pastor precisó que solo es necesario analizar las estructuras del producto interno bruto de Panamá, donde las mayores aportaciones provienen de los sectores de transporte, logística y comunicaciones, para darse cuenta de cómo los panameños han sacado ventaja a su privilegiada ubicación y logística entre el Pacífico y el Atlántico.

La ministra española también resaltó la “apuesta” de Panamá por la iniciativa empresarial de su país, en un “momento complicado” para España de modo específico y para Europa, en forma general.

En esa dirección, apuntó que la inversión directa de origen español en Panamá se situó al cierre del ejercicio de 2010 en 1.962 millones de dólares, lo que convierte a España en el segundo mayor inversor en el país y en el principal socio económico si se tienen en cuenta conjuntamente las licitaciones y las inversiones.

Precisó que unas 250 empresas españolas se han establecido en Panamá en los últimos años, con una inversión total de unos 3.000 millones de dólares y contratos públicos por valor de 5.000 millones, lo que ha permitido crear más de 15.000 empleos directos. Elmundo.com.ve