Martes, 19 Enero 2016 09:35

España, en el top 20 de los países que más pornografía consumen

 

Los datos que ofrece la propia industria sobre el consumo pornográfico demuestran que adolescentes son carne de cañón. Frente a esta droga fomentada por el modelo de educación afectivo-sexual que imponen las Administraciones, los expertos inciden en el papel de las familias.

 

PornHub obtuvo una media de 24,5 millones de visitas diarias, o  lo que es lo mismo, la nada desdeñable cifra de 12 vídeos con contenido sexual por cada habitante del planeta.Esta empresa utiliza un ancho de banda de 1.892 petabytes, el equivalente a la capacidad de almacenamiento de todos los iPhone vendidos en el mundo en 2015.

 

Un 10% de la población mundial se encuentra enganchada a la droga más dura del siglo XXI: la pornoadicción

 

La industria pornográfica sigue así en aumento, a pesar de las alertas de los expertos. Estos advierten sobre el grave daño que causa la pornografía: rompe matrimonios, destroza familias y crea auténticos adictos. Un 10% de la población se encuentra enganchada a lo que se ha convertido en la droga más dura del siglo XXI, como ya ha denunciado Actuall.

Los adolescentes, el contenido más buscado

 

Las cifras de PornHub sitúan a España en el puesto número 13 del ranking de tráfico, es decir, número de visitas a la página, en el que el gran consumidor de contenidos sigue siendo EEUU, con un 41% del total. 

Según el informe de PornHub, la duración media por visita en 2015 fue de 9 minutos y 20 segundos (4 más que en 2014) con un promedio de 5,6 horas por día  (5,3 en 2014). 

España se sitúa en el puesto 17 de los países donde más tiempo se consume de una lista encabezada por Filipinas, EEUU y Australia, con una media de 8 minutos 4 segundos por visita. Inquieta observar las preferencias a la hora de usar esta plataforma: el término que más se ha buscado en España es “teen” (adolescente).

El decisivo papel de la familia en la formación integral de los hijos

 

“Vivimos en una sociedad en la que los vacíos existenciales y afectivo-emocionales se intentan llenar con adicciones y “entretenimientos” que aumentan aún más otras carencias”, declara a Actuall Teresa García-Noblejas, directora de Comunicación deProfesionales por la Ética (PpE),  plataforma que aglutina a expertos  en educación y sanidad.

Para PpE, la respuesta no cabe buscarla en la vía normativa: “Resolver esta problemática por la fuerza o mediante un decreto no es una solución. Le daría más publicidad y crearía una curiosidad que solo aumentaría las visitas a esta plataforma”, considera García Noblejas. “El problema es de largo recorrido y debe afrontarse desde la formación integral de jóvenes y adolescentes”, añade.

 

La solución depende de los padres: controlar el uso de internet en las familias, dar buen ejemplo y hablar con los hijos

 

Ante esta nociva adicción, la plataforma apela a la labor de las familias,  “reforzando el control parental de Internet, dando ejemplo, estando atentos a las causas que provocan la curiosidad por la pornografía a un adolescente y hablando con los hijos en función de su edad y madurez”, indica García-Noblejas.

Además no debemos olvidar la responsabilidad de las administraciones, pues como indica la portavoz de PpE, “el modelo de educación afectivo-sexual que imponen mayoritariamente las Administraciones sanitarias y educativas promueven un uso de la sexualidad cuyo único fin es el placer”.

“De ahí que sea necesario trabajar para que los padres puedan transmitir a sus hijos modelos de educación afectivo-sexual basados en compromisos estables, proyectos de vida compartidos, respeto a la persona (sea hombre o mujer) y entrega mutua, incluyendo las relaciones sexuales en ese contexto”, concluye García-Noblejas.

 

 

actuall.com