Imprimir esta página
Viernes, 26 Agosto 2016 10:03

La catedral de Westminster se teñirá de rojo en recuerdo a los mártires cristianos

 

La emblemática catedral de Westminster, en Londres, Inglaterra será iluminada en rojo, en noviembre próximo, para poner de relieve la difícil situación de los cristianos perseguidos en Medio Oriente. La iniciativa es desarrollada por la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada y fue presentada por el parlamentario inglés Lord Alton de Liverpool quien expresó que “los cristianos son perseguidos en decenas de países” y subrayó que “es un tiempo crucial para defender a quienes sufren o mueren por sus creencias”, animó Lord Alton.

 

La emblemática catedral de Westminster, en Londres, Inglaterra será iluminada en rojo, en noviembre próximo, para poner de relieve la difícil situación de los cristianos perseguidos en Medio Oriente. 

La iniciativa es desarrollada por la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada y fue presentada por el parlamentario inglés Lord Alton de Liverpool quien expresó que “los cristianos son perseguidos en decenas de países” y subrayó que “es un tiempo crucial para defender a quienes sufren o mueren por sus creencias”, animó Lord Alton. 

El parlamentario relató casos de creyentes puestos en prisión por organizar una reunión de oración, obispos chinos que pasaron la mitad de su vida en prisión por su fidelidad a la Iglesia, actos terroristas de grupos extremistas y las campañas de demoliciones de símbolos cristianos en China. La tragedia se asemeja a los genocidios registrados en el siglo XX y que dieron origen a la iniciativa de reconocer los derechos humanos y trabajar activamente para protegerlos, señaló. 

“A pesar de las resoluciones que se aprobaron en la Cámara de los Comunes, el Congreso Americano, el Parlamento Europeo y la Cámara de Representantes de Australia, el gobierno británico sigue sin calificar como lo que son un ‘genocidio’ a estos hechos para lograr una resolución ante el Consejo de Seguridad”, indicó el parlamentario 

Por lo que Alton reclamó una acción decidida para proteger la libertad religiosa, recordando la frase de Dietrich Bonhoeffer: “El silencio ante la maldad es maldad en sí misma. Dios no nos hallará inocentes. No hablar es hablar. No actuar es actuar”. 

Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) presentó un informe en 2013, titulado “perseguidos y olvidados”, en que se investigó a 30 países donde el cristianismo está amenazado y se llegó a la conclusión de que en algunas zonas se está en riesgo de ser eliminado por completo. En 20 de los 30 países evaluados, la situación para los fieles empeoró desde 2011. En otros donde los problemas ya eran extremos, hubo poco o ningún cambio. 

La iniciativa de la Catedral de Westminster replica la exitosa experiencia realizada en Roma, Italia, donde la célebre Fontana de Trevi fue iluminada de esta forma el 29 de abril para alertar sobre el genocidio anticristiano. 

“Esperamos ser los precursores de una reacción duradera y concreta en cada lugar con el fin de que los perseguidos del siglo XXI puedan volver a tener tan pronto como sea posible un uso efectivo de su derecho natural a la libertad religiosa”, afirmó AIN Italia en ese momento.

 

 

 

aica.org