Sábado, 27 Agosto 2016 09:56

Sólo un 2% de los norteamericanos son gais, pero representan el 55% de los contagios de Sida

 

La agencia gubernamental de Estados Unidos responsable del control de enfermedades ha hecho público un comunicado sobre la grave incidencia del SIDA entre los homosexuales. Uno de cada seis portará el VIH en su vida. Es un dato preocupante que debe llevar a la reflexión.

 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), órgano dependiente del gobierno de Estados Unidos, han hecho público unos datos muy preocupantes sobre los contagios de SIDA en el país que deberían hacer reflexionar seriamente al colectivo LGTBI.

Pese a ser una pequeña minoría en EEUU, los homosexuales son los que con gran diferencia se ven más afectados por esta enfermedad. De hecho, los hombres homosexuales apenas llegan al 2% de la población pero representan el 55% de las personas que se contagiaroncon el VIH durante el año 2013, tal y como ha explicado en un comunicado esta agencia gubernamental.

Según estos datos oficiales, los varones homosexuales y bisexuales de entre 13 y 24 años representan el 92% de los nuevos contagios de VIH de entre todos los hombres de esta franja de edad.

A finales de 2013 había en Estados Unidos un total de 687.800 homosexuales y bisexuales varones que eran portadores de este virus. Y de ellos, el 15% no sabía que estaba contagiado. De confirmarse esta tendencia, la agencia gubernamental considera que uno de cada seis homosexuales será diagnosticado de esta enfermedad vírica a lo largo de su vida.

Gráfico que muestra que la mayoría de contagios se produce entre homosexuales pese a ser una ínfima minoríaGráfico que muestra que la mayoría de contagios se produce entre homosexuales pese a ser una ínfima minoría

En resumen, el informe avisa que los homosexuales tienen 44 veces más probabilidades de contraer el VIH que los varones heterosexuales. Incluso en los datos en el que se hace un desglose por razas se estima que la mitad de los gais de raza negra pueden infectarse de VIH durante su vida.

“Los gais y los bisexuales tienen un riesgo mucho más alto de contraer otras enfermedades de transmisión sexual como la sífilis, la gorronea o la clamidia” según el Centro para el Control de Enfermedades

Además, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades facilitan otro dato importante: “los gais y los bisexuales tienen un riesgo mucho más alto de contraer otras enfermedades de transmisión sexual como la sífilis, la gorronea o la clamidia”.

Las cifras ofrecidas por los servicios de salud de Estados Unidos son claras pero el problema estriba en algunas de las causas que ofrece este organismo ante unos datos tan preocupantes para el colectivo homosexual. En ningún momento se habla de las prácticas homosexuales como factor de riesgo sino que llega a asegurar que “la homofobia, el estigma y la discriminación pueden colocar a los hombres homosexuales y bisexuales en riesgo de padecer problemas de salud física y mental”.

Lo cierto es que estas causas no pueden ser las que hayan disparado el número de contagios sino más bien la promiscuidad y el alto número de parejas sexuales que se da entre este colectivo, algo de lo que no alerta el informe, lo cual es criticado por los movimientos por grupos que se oponen a las imposiciones del lobby LGTB.

Peter La Barbera, presidente de America for Truth / AFTPeter La Barbera, presidente de America for Truth / AFT

Es el caso de Peter La Barbera, presidente de Americans for Truth, que en declaraciones aLife Site News afirma: “Hay dos cosas que nunca cambian cuando se trata del gobierno de Estados Unidos y el homosexualismo. En primer lugar, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) están constantemente proveyendo evidencias de los altos riesgos asociados a la conducta homosexual masculina; en segundo lugar, el CDC y los políticos proLGTB nunca admiten que el problema es el comportamiento homosexual no natural en sí”.

Por ello, La Barbera considera que “los conservadores sociales en Estados Unidos y en todo el mundo deben exigir que, si la educación sexual se enseña a sus hijos en la escuela, se enseñe con exactitud” pues “los niños necesitan conocer estas estadísticas para hacer frente a la propaganda homosexual que se da en todas partes”.

 

 

actuall.com