Imprimir esta página
Jueves, 08 Septiembre 2016 09:46

Chile: Anunciar la verdad de la vida es clave para enfrentar proyecto de aborto

 

Luego de la aprobación de la “idea de legislar” una ley de aborto por parte de la Comisión de Salud del Senado de Chile, el Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati, dijo que “no nos gusta que se apruebe, pero seguiremos anunciando la verdad de la vida, la verdad de lo que es el bien del país con serenidad, como lo hemos hecho hasta ahora”.

 

El proyecto de aborto que contempla las causales de riesgo de vida de la madre, “inviabilidad” fetal y violación, fue aprobado por tres votos a favor y dos en contra por la Comisión de Salud. Con esto, pasa a debate en la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento y, si encuentra apoyo, pasará a la votación en pleno en la Cámara Alta (Senado).

El Cardenal Ezzati señaló que “de toda maneras, como Iglesia Católica hemos manifestado el día sábado nuestra voz, para decir que la vida es un bien, no solamente para el que está por nacer, sino que un bien por la sociedad”.

Asimismo, el obispo auxiliar de la iglesia anglicana y ex capellán evangélico de La Moneda, Alfred Cooper, manifestó esperanza en el trabajo que viene. Los avances son “parte de un proceso democrático, donde falta mucho trabajo aún. Creo que en lo previo podría haber sido más trabajado, con inclusión de más personas”.

El proyecto no expresa “la enorme cantidad de personas” que no quieren una ley de aborto, dijo. “Nos parece que es una urgencia ideológica”, dijo Cooper al diario chileno La Tercera.

Por su parte, Bernarda Gallardo, que se hizo conocida cuando decidió adoptar a una bebé muerta encontrada en un vertedero para darle sepultura, y cuya historia inspiró la película chilena “Aurora”, criticó el aborto en casos de violación.

En la columna titulada “Preguntas sin responder”, publicada en el diario El Mercurio, Gallardo alerta sobre la incertidumbre que existe en el presupuesto asignado para acompañamiento médico y psicosocial de niñas y adolescentes embarazadas víctimas de violación.

Tampoco existiría un “seguimiento” a este grupo de mujeres “considerando a aquellas que continuaron el embarazo y las que lo interrumpieron”, cuestionó Bernarda, que quedó embarazada en su adolescencia producto de una violación.

La también socióloga, sostuvo que hay situaciones de explotación sexual infantil que muestran que “el aborto dificulta aún más la posibilidad de salir de los círculos de sometimiento” y hace  aún más visible la “total desprotección y ausencia de redes de apoyo” de la víctima.

Gallardo dijo que “resulta inaceptable que el proyecto de ley no incluya ‘bancos de ADN’ de las guaguas abortadas” que permitan “contar con la evidencia necesaria para la persecución penal de los violadores”.

Por último, Gallardo pidió a los parlamentarios “que se abstengan de votar en esta causal” pues existe una “falta de respuesta de la autoridad al vacío de información de la realidad del flagelo del abuso sexual y violación de menores”.

 

 

aciprensa.com