Martes, 03 Enero 2017 09:52

La ONU celebra que Estados Unidos deje de rastrear la identidad religiosa de sus visitantes

 

Respaldan el cierre de un programa que desde 2001 rastreaba visitantes por su perfil religioso y racial: ¿por qué Obama ha esperado ocho años para clausurarlo?.

 

La ONU respaldó, a través de dos de sus expertos en derechos humanos, la decisión del Gobierno de Estados Unidos de cerrar un programa de rastreo de visitantes a este país por su perfil religioso y racial.

El programa en la práctica estaba inactivo y fue creado con fines antiterroristas, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, para rastrear a los que entrasen a Estados Unidos provenientes de países con grupos terroristas. Los países afectados eran veinticinco, todos de Oriente Medio, el sudeste de Asia y el norte de Africa.

Los relatores de la ONU sobre racismo y xenofobia, Mutuma Ruteere; y sobre libertad religiosa, Ahmed Shaheed, dijeron que ese programa -denominado “Sistema de Registro de Entrada-Salida de Seguridad Nacional”- era “discriminatorio” e “ineficaz”. Ruteere sostuvo que “las medidas antiterroristas no deben discriminar a aquellos que no son ciudadanos del país, en función de su raza, color, ascendencia, nacionalidad u origen étnico”. “La discriminación entre seres humanos de acuerdo a su religión o creencia constituye una afrenta a la dignidad”, recalcó.

El programa no dio lugar a ninguna investigación judicial contra ninguno de los 80.000 árabes, musulmanes o personas del sudeste asiático que se registraron en él, subrayaron ambos relatores. Ello a pesar de que se iniciaron procedimientos de deportación en 14.000 casos, aunque en ninguno de ellos se encontró finalmente vínculo alguno con actividades violentas o terroristas.

“Espero que la nueva Administración en Estados Unidos pueda aprender de las lecciones del Sistema de Registro de Entrada-Salida de Seguridad Nacional y adopte políticas sin carácter discriminatorio en su lucha contra el terrorismo”, señaló Shaheed. La Administración del presidente Barack Obama clausuró formalmente el programa ante el uso que se teme hubiese podido darle la Administración entrante. Sin embargo, cabe hacerse la siguiente pregunta: ¿por qué no lo cerró hace ocho años, cuando Barack Obama llegó a la presidencia del país? ¿Por qué se benefició de un programa y espera al final de su legislatura para clausurarlo y no permitir que se beneficie la siguiente administración?

Por otro lado, Ahmed Shaheed, elogió las recientes enmiendas introducidas en la Ley Internacional de Libertad Religiosa de EEUU, por las que se reconocen los derechos de los no creyentes y ateos. “Es un hecho importante en tanto que los creyentes, ateos y no creyentes deben ser protegidos todos de la misma manera”, declaró el experto de las Naciones Unidas en un comunicado. Recordó que hay numerosos humanistas y no creyentes que son estigmatizados y se convierten en víctimas de persecución en distintas partes del mundo.

La medida legislativa, adoptada originalmente en 1998, fue enmendada por una amplia mayoría de los partidos demócrata y republicano en el Congreso de Estados Unidos y rubricada por el presidente, Barack Obama.

Con la ley anterior, se había creado una oficina que investigaba los abusos contra los miembros de distintas religiones y minorías religiosas, pero nunca se había propuesto hacer lo mismo en relación a los ateos.

Shaheed recordó que en algunos países promover el ateísmo es considerado como un acto terrorista, mientras que en otros la simple expresión de la no creencia religiosa es condenada como blasfemia o apostasía.

 

 

forumlibertas.com