Martes, 31 Enero 2017 12:42

Ni animales ni homosexuales... Solo son niños

NIÑOS DE 3 A 11 AÑOS ADOCTRINADOS EN EL COMPORTAMIENTO HOMOSEXUAL DE LOS ANIMALES

Mira esto. Para niños de entre 3 y 11 años:

"No siempre que dos individuos se juntan tienen como objetivo la reproducción. En muchas especies, los animales mantienen relaciones fuera de la temporada de reproducción simplemente para disfrutar, frotando sus órganos genitales".

Este es un extracto del último plan de la organización de gays y lesbianas Arco Iris para entrar en los colegios y lavarle el cerebro a los menores. Les piden, atención, que se comporten como... ¡animales!

Los promotores de la homosexualidad en los niños se las han ingeniado para hacerles creer que algunas rarezas del comportamiento sexual de los animales son las deseables y dignas de imitación. Lo hacen con una exposición que se llama “Es Natural” y que comenzará en Córdoba, con la Junta de Andalucía como aliada.

O los paramos ahora, o la llevarán a toda España. Pidamos a los delegados de Educación de Córdoba, Granada, Málaga y Almería que retiren esta nueva iniciativa adoctrinadora de menores.

No piensan en otra cosa que en meter en la cabeza de los niños homosexualidad, homosexualidad y más homosexualidad. No los dejan en paz. Y usan el mundo animal y acuarelas llamativas porque a los niños les entra mejor así.

El objetivo es fomentar en ellos la confusión sexual, mostrar a los adultos (sus padres, por ejemplo) como ignorantes y represores y alentar la promiscuidad y el deseo de experimentar la homosexualidad. Mira las consignas literales que les transmiten:

Al nacer, los adultos nos suelen encasillar en función de los órganos genitales que tenemos entre las piernas.

A muchos delfines les les gusta frotarse con machos y con hembras.

Muchas veces los machos y las hembras se relacionan sin querer formar una familia, solo por divertirse, pudiendo relacionarse un macho con una hembra, dos hembras, dos machos…

¿Qué le importa a un niño de 3 años el tipo de relación sexual de los delfines? ¿Qué añade a su formación integral como persona? Absolutamente nada.

Pero ahora parece que el camino es educar a nuestros hijos según el modelo parental de las chinches. Inducirlos a dejar aflorar sus instintos animales y frotarse los genitales como los delfines. Que sean animales salvajes, insectos, chimpancés... Cualquier ocurrencia con tal de normalizar los postulados de la diversidad sexual, los diferentes modelos de “familia” y la ideología de género.

Porque adoctrinando a los pequeños tendrán adultos ideologizados.

Estas enseñanzas no tienen base científica ninguna. Es pura y llanamente ideología.

Y lo más grave es que las diferentes administraciones públicas las están promoviendo sin contar con el derecho constitucional de los padres a decidir su educación.

Defiende a los niños frente a la manipulación de las organizaciones de gays y lesbianas.

¡Que dejen a los niños ser niños! ¡Que respeten de una vez su inocencia!

 

 

citizengo.org