Viernes, 03 Febrero 2017 10:59

Hue, agentes de civil atacan a un grupo de sacerdotes y bloquean encuentros de oración

Quien lo denuncia es el Pbro. Phan Van Loi, que hace referencia a los nuevos aprietes ejercidos por las autoridades. En los últimos dos meses se han reforzado los controles sobre la comunidad local y los desplazamientos de los curas son monitoreados. El ataque estaría motivado por los contactos mantenidos con el monasterio de Thien An, que se encuentra en medio de una disputa entablada entre los católicos y la dirigencia comunista, por la posesión de los terrenos.


Hanói (AsiaNews) – Ayer, en la ciudad de Hue, en el centro de Vietnam, algunos agentes bloquearon a un grupo de sacerdotes de la Iglesia católica que se disponían a participar en un encuentro de oración. Quien denuncia el hecho es un cura de la comunidad, el Pbro. Phan Van Loi, que refiere a Radio Free Asia (RFA) el nuevo apriete de las autoridades. La dirigentes comunistas locales han reemprendido el monitoreo de las actividades de los católicos al concluirse el Tet, los festejos por el Año Nuevo vietnamita que se extendieron del 28 de enero al primero de febrero.

“Les pregunté por qué me estaban impidiendo participar en las celebraciones de la iglesia –cuenta el sacerdote- y también les pregunté si ellos eran policías. Obviamente, sabía que lo eran [no obstante estaban vestidos de civil] porque ya los había visto anteriormente merodeando en los alrededores de mi casa”. “Les pedimos que mostraran documentos para identificarse –prosigue el padre Van Loi- pero uno de ellos me respondió diciendo que no eran policías. Le respondí que aunque estaban de civil, pertenecían al cuerpo de policía de la provincia de Thua Thien-Hue”.

El sacerdote también cuenta que en los últimos dos meses, los agentes han reforzado los controles sobre su casa y que han estado monitoreando de cerca sus desplazamientos. Motivaría el apriete el hecho de que él haya estado hablando con algunas personas del monasterio de Thien An, en Hue, cuya propiedad ha quedado en medio de los casos de expropiaciones forzadas y de secuestros de terrenos surgidos en los últimos años.

Otra razón la conforma el hecho de que él pertenece a un pequeño grupo de tres sacerdotes de Hue, a quienes el gobierno local ha rotulado como disidentes. Los otros dos, agrega, son Nguyen Van Ly y Nguyen Huu Giai.

 

Críticas hacia el gobierno

Loi es una personalidad destacada de la Iglesia local y una de las voces más críticas hacia el gobierno comunista de Vietnam, a quien él culpa de limitar la libertad religiosa y de ejercer una represión sistemática dirigida contra activistas y grupos de la sociedad civil.

Ly, un prisionero de conciencia que fue arrestado en 1977, en 2001 y en 2007 por acusaciones de varios crímenes contra el Estado, ha descontado cuando menos 20 años en la cárcel. Las autoridades lo liberaron en el pasado mes de mayo, a pocos días de la visita oficial al país de quien entonces era presidente de los EEUU, Barack Obama.

Giai ha criticado duramente y en reiteradas oportunidades la violencia ejercida por el gobierno contra algunos grupos religiosos.

Fundado por los misioneros franceses en junio de 1940, el monasterio de Thein An hospeda a una nutrida comunidad de sacerdotes, hermanas y seminaristas que se dedican a las actividades pastorales en tres iglesias distintas. En junio de 2016, la policía impidió a los sacerdotes que construyeran un camino que debía conducir al jardín adyacente al monasterio. En respuesta a ello, el abad Nguyen Van Duc – que dirige el monasterio- presentó una petición dirigida a los funcionarios locales y a los dignatarios extranjeros, además de a la embajada de los EEUU y a Hanói. En la misiva, él denunciaba el secuestro ilegal de terrenos y la actitud irrespetuosa de los agentes hacia la cruz.

Según las autoridades, los sacerdotes habían levantado la cruz en terrenos que son propiedad del gobierno, y la cruz habría sido removida mientras los sacerdotes estaban rezando. Tras haber hecho esto, la policía habría colocado un poste en dicho terreno, para indicar que el mismo había sido secuestrado.

Hace tiempo que AsiaNews denuncia las intenciones del gobierno local en lo que respecta al monasterio de Thiên An. Los funcionarios del gobierno local tienen intenciones de requisar parte de los terrenos del monasterio y de otras áreas que los circundan, para construir un centro recreativo y un parque de diversiones. En respuesta a ello, las hermanas de San Pablo de Hanói han decidido turnarse para vigilar el terreno, de modo de impedir que éste les sea confiscado.

 

asianews.it