Miércoles, 12 Abril 2017 08:25

Histórico desaire de Trump al Papa Francisco

Plantón de Trump al Papa. El presidente de Estados Unidos se convertirá en el primer mandatario del país desde Franklin D. Roosevelt en 1943 en no pedir audiencia con el pontífice en su primer viaje a Italia, según han revelado fuentes diplomáticas tanto de Washington como Roma.(Cameron Doody-Religión Digital)


El magnate neoyorquino no ha solicitado ningún encuentro con el obispo de Roma durante la visita que realizará en mayo a Taormina, para asistir a la reunión de líderes del G-7, en un gesto sin apenas precedentes, y que llega tras los reproches de Francisco a algunas de las medidas más polémicas del presidente republicano.

"El encuentro se producirá, sólo que probablemente no será esta vez", dijo un oficial del Vaticano no identificado citado por el Financial Times.

Francisco llegó a decir que Trump "no es cristiano" porque "piensa sólo en hacer muros". "El Papa desearía y rezaría por que yo fuera presidente, si el Vaticano fuera atacado por Estado Islámico", respondió el presidente norteamericano en febrero.

Trump tiene previsto asistir a una cumbre en Sicilia los días 26 y 27 de mayo, lo que en principio daría pie a un primer encuentro oficial con el pontífice. Sin embargo, según fuentes consultadas por la agencia Reuters, el actual presidente norteamericano no ha pedido todavía ninguna recepción.

La información ha sido confirmada este martes también por el director de la sala de prensa vaticana, Greg Burke, quien dijo que hasta ahora "no llegó ningún pedido de audiencia" con el pontífice.

"La situación puede cambiar pero sólo quedan seis semanas, por lo que parece improbable", ha advertido un diplomático. Una fuente de la Santa Sede ha confirmado que no se ha recibido ninguna solicitud y ha apostillado: "La pelota está en su tejado".

A pesar de que sólo un expresidente estadounidense profesaba la religión católica, John Kennedy, todos han tratado de una u otra manera de mantener buenas relaciones con el Vaticano.

En lo que respeta a los inmediatos predecesores de Trump, Barack Obama se reunió con Benedicto XVI en 2009, en su primer viaje a Italia, y con Francisco en 2014, mientras que George W. Bush participó en seis encuentros con los dos papas de su mandato: tres con Juan Pablo II y otros tantos con el ya Papa emérito.

 

http://cristohoy.enargentina.com.ar