Sábado, 28 Septiembre 2013 17:09

Sin radares contra el narcotráfico

Sin radares contra el narcotráfico

La falta de radarización de las fronteras es un problema que se agrava a medida que aumenta la presión del narcotráfico por operar en el país, como vía de tránsito y como mercado.

El juez de la Corte Suprema, Carlos Fayt, manifestó su preocupación por este tema, sosteniendo que "se necesita que no siga lloviendo la droga".

Desde hace dos décadas se viene señalando la porosidad de las fronteras argentinas a los cargamentos del narcotráfico y, particularmente, a los que son transportados por aire a través de la frontera norte.

En forma reiterada, las autoridades detectan vuelos y decomisan cargamentos y aviones que utilizan centenares de pistas clandestinas.

Para combatir ese delito es indispensable mejorar los controles y, entre otras cosas, radarizar las fronteras. Sin embargo, a pesar de que ese requisito es reconocido y de que las actividades del narcotráfico están en aumento y que constituyen una seria amenaza para la salud y la seguridad de la población, las autoridades nacionales y provinciales demoran inexplicablemente.

Un reciente informe de este diario constató la facilidad con que los aviones provenientes de Bolivia, cargados de droga, ingresan al territorio nacional.

La demora en la radarización se debe en parte a idas y vueltas en las licitaciones destinadas a comprar nuevos radares, pero debe atribuirse también a una falta de preocupación que sólo se explica por un alto grado de insensibilidad ante un grave problema o a una sospechosa pasividad.

 

clarin.com 01-10-2009 

 

 

La falta de radarización de la frontera norte facilita el ingreso de aviones cargados de droga. La instalación de radares se demora por cuestiones burocráticas o por una sospechosa pasividad.

 

Valora este artículo
(0 votos)