Imprimir esta página
Lunes, 03 Septiembre 2012 17:18

Ciudades Pro Vida

En menos de un año y medio ya hay más de 40 ciudades declaradas "Pro Vida" por sus autoridades. Significado, testimonios y cómo hacer pro vida la propia ciudad.

 

El 17 de marzo de 2011 la ciudad de Senillosa, Neuquén, fue declarada "Pro Vida" por su Consejo Deliberante. Esta fue la primera en obtener dicha denominación. Desde entonces transcurrió casi un año y medio y ya hay 41 "Ciudades Pro Vida", incluyendo provincias, ciudades y pueblos.

Son 3 las provincias declaradas a favor de la vida (desde la concepción hasta la muerte natural): Salta, Chaco y Corrientes.

Para repetir en cada ciudad

Según la investigación realizada tres parecen ser las fuentes de este gran boom de ciudades pro vida: la iniciativa del episcopado argentino para el Año de la Vida, una campaña de la Acción Católica Argentina (ACA), y , por fin iniciativas particulares o grupales (muchas de ellas surgidas al conocer los ejemplos de otras ciudades).

En las siguientes páginas, Familia y Vida ofrece el testimonio de muchos de los que se movilizaron para lograr las declaraciones de "Cuidad Pro Vida". Conocer su experiencia servirá para repetirla en otras partes. Además, los datos de destacados asesores para guiar en estos pasos a los interesados. También Familia y Vida expone la campaña propuesta por la ACA.

Pese que a la Real Academia acuñó el termino "provida" mantenemos el modo utilizado en la mayoría de los textos legislativos.

Campaña Nacional 

Mediante la campaña "Prioridad Vida" la ACA busca promover el valor de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, en todos los ámbitos sociales. Para ello propuso las siguientes acciones a fin de lograr que cada ciudad pueda ser declarada " Ciudad Pro Vida":

  1. Gestionar ante las autoridades locales (Intendente y Consejo de Deliberante) la declaración formal de la ciudad como "Pro Vida".
  2. Extender también esta iniciativa a instituciones involucradas en el tema: colegios profesionales, universidades, comités de ética de hospitales, etc.
  3. Generar acciones conjuntas con organizaciones eclesiales y civiles comprometidas con la vida. Difundir en diferentes medios los recursos logrados.

A los interesados la ACA propone pasos:

  • Concretarse con el intendente local y con el Consejo Deliberante.
  • Generar estos contactos por vía directa o a través de personas allegadas a ellos (secretarios, asesores, ministros, concejales de distintos bloques, y por que no, a través de amigos y vecinos).
  • Acercarle la carta invitación y proponerles suscribir a la iniciativa. Fijar una fecha para una nueva reunión y si es necesario generar otras estrategias intermedias (alguna charla abierta, una acción comunal - bicicleteadas, muestras artísticas, seminarios-) que den contexto a la iniciativa.
  • Lo mismo hacer ante Universidades, centros de salud, otros credos, sumando sus declaraciones y apoyo.
  • Lograr las resoluciones de los distintos organismos y hacerlas visibles a nivel local, y sumarlas a la red nacional para darle transparencia y "peso" a nivel nacional.
  • Agradecer mediante una carta y a través de los medios locales todas las adhesiones que puedan lograrse.