Miércoles, Noviembre 22, 2017

Política de Estado


Viernes, 20 Abril 2012 12:57

Servicio Militar Obligatorio

Editorial 19 de abril de 2012

 

El cumplimiento del servicio militar obligatorio, para todos los jóvenes de 18 ó 20 años, debería ser reincorporado en Argentina, habida cuenta de todas las virtudes que ha demostrado tener, como así también de los beneficios adicionales que puede brindar, si se aprovecha el inmenso potencial intrínseco que poseen el entrenamiento y la disciplina militar, para beneficio de los jóvenes y de toda la Nación Argentina.

Proponemos que el servicio militar tenga todas las características que lo definen, de modo tal que cuando un joven, luego del primer período de entrenamiento estrictamente militar, siga siendo un soldado conscripto que realiza tareas de oficina, de ayuda social, o de cualquier otra índole, pues de otro modo se perdería el sentido esencial del servicio militar obligatorio.

Lo más interesante y fecundo para los jóvenes, consiste precisamente en la vivencia real y concreta de un régimen militar durante un año, para que esa formación y ese entrenamiento tengan una influencia verdaderamente positiva en sus vidas y en la vida de nuestro país.

En una época en la cual hay tantos jóvenes consumidos por el vicio del alcohol, las drogas, el cigarrillo, la promiscuidad sexual, y además muchos de ellos no tienen empleo, sería de una ayuda formidable que el Estado se ocupe de su formación militar.

Además de la previa educación familiar, escolar y religiosa recibida, el SMO les provee a los jóvenes una singular formación humana práctica que completa su educación integral y los deja mucho más capacitados para desarrollar sus talentos.

Volver al servicio militar obligatorio implicaría, en Argentina, una revisión profunda de todo lo actuado en los cuarteles en los años anteriores. Si hay un defecto que hemos tenido los argentinos en los últimos tiempos, es la falta de exigencia personal de cada uno de nosotros para con nosotros mismos, y por ende, la falta de exigencia en todos los ámbitos: militar, educativo, laboral, político, eclesiástico.

No se trata de crear una sociedad militarizada. Podemos ser más exigentes con nosotros mismos porque podemos dar más, sin necesidad de un régimen autoritario o nada que se le parezca.

Imaginemos, por un instante, el inmenso bien que devendría para los jóvenes vivir un año acostándose temprano, usando el pelo bien cortito, padeciendo suavemente los rigores de la disciplina militar.

Los argentinos debemos corregirnos de nuestros propios vicios, por ejemplo: la dejadez (pues somos un poco “dejados”), que se manifiesta en la falta de limpieza en las ciudades, la falta de responsabilidad en nuestro trabajo, la falta de contracción al estudio, la falta de puntualidad, la falta de pintura y el descuido en los edificios, la desidia que tenemos para el cuidado de la bandera (muchas veces sucia, rota y deshilachada), y qué decir de la falta de honestidad. Es algo así como si los argentinos tuviésemos que repensar y mejorar nuestra propia idiosincrasia.

¿Por que es tan necesaria la disciplina militar? Justamente, porque mas allá de la inmensa importancia que tiene la formación estrictamente militar para poder, eventualmente, defender a la patria, es también muy necesaria para todos los demás ordenes de la vida familiar, laboral, social, estudiantil, deportiva, política y religiosa. En la Sagradas Escrituras se nos dice: “¿No es una milicia lo que hace el hombre en la tierra? ¿no son jornadas de mercenario sus jornadas?” (Job 7,1).

En el SMO aprendemos los códigos militares de jerarquía, respeto, obediencia, puntualidad, sacrificio. Y si a ello le agregamos que los jóvenes pueden crecer en el amor desinteresado a la patria, no hay duda que redundará fecundamente en el bien de toda la Nación Argentina y de todas sus instituciones.

El servicio militar será bueno en la medida que:

  • Se exija puntualidad y se predique con el ejemplo.
  • Se haga trabajar a todos los soldados el horario completo.
  • Se tengan en cuenta las quejas y las opiniones de los soldados, cuando a éstas deba hacérseles lugar.
  • Todo el personal militar esté celosamente preparado para el manejo de la tropa.
  • Los soldados vivan y trabajen en un ambiente limpio, ordenado y equipado suficientemente.
  • Se le facilite al soldado el cumplimiento de sus deberes religiosos.
  • Se combine la exigencia y la disciplina militar, con un exquisito respeto por la dignidad de cada conscripto, en un marco de moralidad y camaradería.
  • Se le dé seguridad a todas las madres de que sus hijos no van a ser maltratados, más allá de los rigores propios del entrenamiento militar.
  • No haya coimas, ni servicios personales de conscriptos para un ningún funcionario militar.

 

En Argentina es imprescindible poner mucho orden en nuestra vida social, política y religiosa. El SMO está orientado justamente a contribuir a un mejor ordenamiento social junto con otros cambios necesarios en la familia, en la educación y en las leyes.

Es evidente que los cambios dan trabajo, pero tengamos en cuenta que, como dice nuestro Señor Jesucristo en uno de sus mensajes: “Los hombres desean los frutos de la solución, pero no la solución”. Es decir, queremos una sociedad con más seguridad, con más bienestar económico, con más respeto, con más disciplina, con más moralidad, pero la solución para todo ello implica modificar algunas estructuras que, por otra parte, no exigen tanto dinero ni tanto trabajo. Pero son necesarias. Recemos por un país más integrado, más disciplinado y más honesto. Es posible. Tengamos fe.

 

[Carlos Alberto Ferrari – Buenos Aires – 19/04/2012]

 


 

Valora este artículo
(2 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

"El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral."

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Contáctese con nosotros

No dude en escribirnos

 

Sus comentarios son bienvenidos 

 

cferrari4@gmail.com

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

ARTÍCULOS EN PDF

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén