Imprimir esta página
Viernes, 16 Septiembre 2011 11:22

Argentina hacia el pleno desarrollo

Argentina podría encontrarse en los albores de un nuevo comienzo hacia una democracia plena y un desarrollo sustentable.

Después de muchas décadas de desencuentros y de errores fatales en materia económica, es posible que se esté gestando en Argentina una nueva estructura de partidos políticos con excelentes dirigentes, lo cual permitiría inferir que ya no habrán crisis políticas provocadas por dirigentes políticos corruptos e incapaces, ni partidos políticos que permiten el advenimiento de

estos dirigentes, ni tampoco vamos a tener una población tan ignorante que compre el discurso demagógico de ningún candidato.

¿Quién dudaría que hemos desaprovechado muchísimas oportunidades de alcanzar un alto y sostenido crecimiento económico, no menos que un nivel cultural semejante al de los países desarrollados? Durante gran parte del siglo pasado, tuvimos un ingreso per cápita mucho mayor que el de todos los países de la región. Actualmente son varios los países latinoamericanos cuyo PBI por habitante es mayor que el nuestro.

Más allá de todas las injusticias provocadas por los términos del intercambio y de organismos internacionales, como por ejemplo el FMI, Argentina tendría que haber alcanzado un alto grado de desarrollo, debido a las inmensas riquezas naturales y el talento indiscutible de sus pobladores.

Nuestro país tiene, hoy más que nunca, todos los medios para solucionar el problema de la desnutrición infantil, la extrema indigencia, la falta de viviendas, la falta de empleo, la industrialización del agro y la industrialización en general.

Pero para ello necesitamos algo que siempre nos faltó: trabajar en equipo sólo por el bien común, con políticas de estado y espíritu patriótico, lo cual simplemente significa que no se debe robar lo que es común a todos.

Si observamos nuestro país a la luz de lo sucedido en las últimas décadas ¿no nos va a parecer que solucionar el problema de la desnutrición infantil es absolutamente prioritario y urgente? Y lo mismo con todo aquello que tiene que ver con la vivienda, la educación, la salud y el trabajo.

Aquí presento una pequeña lista de políticas que podrían tomarse como de absoluta prioridad para todos los sucesivos gobiernos:


1.- Eliminación de la desnutrición infantil y de la extrema pobreza.

2.- Erradicación de todas las villas de emergencia del país.

3.- Megaplan para la construcción de viviendas orientado hacia los sectores de más bajos recursos, basado esencialmente en subsidios, para terminar con el déficit habitacional, solucionando también todos los problemas de falta de cloacas y agua potable.

4.- Fuerte impulso a la educación en todos los niveles, muy especialmente una escuela primaria de calidad, complementada con la enseñanza de religión y/o moral. Escuela de formación para crear una élite de dirigentes con idoneidad e integridad moral.

5. - Extensión de las redes de subterráneos, modernización de trenes y transporte urbano y suburbano. Mejoramiento constante de nuestra red de autopistas y rutas.

6.- Eliminación del desempleo vía fomento de la inversión argentina y extranjera, ofreciendo un sistema jurídico con justicia jurídica, seguridad jurídica y estabilidad jurídica.

7.- Bibliotecas, centros de deportes, escuelas, hospitales. Promoción de las artes en todas sus manifestaciones.

8. - Defensa de la vida desde el momento de la concepción y promoción de la natalidad, evitando toda forma de medios artificiales para controlarla.

9. - Fomento de las exportaciones, campaña constante para la apertura de mercados en todo el mundo, y búsqueda incesante de mejoramiento de las relaciones diplomáticas con todos los países del mundo, junto con un perseverante trabajo por la paz y la solidaridad mundial.

10.- Inflación menor al 5% anual, de manera constante; reforma tributaria profunda, orientada hacia una mejor recaudación de los impuestos directos y muy poco impuesto al consumo, todo lo cual orientado al mismo tiempo hacia el pleno desarrollo sustentable.

 

Carlos Alberto Ferrari  16-09-2011

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios