Domingo, 31 Agosto 2014 16:13

La eutanasia es una grave violación de la ley de Dios y atenta contra el derecho natural y positivo

SUIZA Y EL SUICIDIO ASISTIDO

 

El “turismo suicida” se está dando en ese país. Otra manifestación del relativismo ético del positivismo jurídico.

 

Por Carlos Álvarez Cozzi (·)

 

El portal forumlibertas.com nos informó días pasados de esta triste realidad:


Un total de 611 residentes de 31 países diferentes fueron "ayudados a morir" [es decir, a matarse, a suicidarse] en Suiza entre 2008 y 2012. 
En concreto, fueron:
-268 alemanes, 
-126 británicos, 
-66 franceses, 
-44 italianos, 
-21 estadounidenses, 
-14 austriacos, 
-12 canadienses, 
-8 españoles, 
-8 israelíes, 
más un número inferior de otras nacionalidades.

Estas cifras las revela esta semana final de agosto en el Journal of Medical Ethics un equipo de investigadores de la Universidad de Zúrich, que ha revisado las bases de datos del Instituto de Medicina Legal de este cantón para constatar que el número de personas que recibió asistencia para suicidarse en el país helvético se duplicó: de los 86 casos de 2009 a los 172 de 2012.

Suiza y Holanda entre otros países han legalizado la eutanasia y elsuicidio asistido., supuestamente como institutos “progresistas” que tutelan los derechos humanos, en este caso, de quienes no desean vivir más. Holanda incluso viene de ampliar la eutanasia a la infantil, en un desvarío que parece ya no tener límites.

La vida humana es un don, es recibida físicamente en forma inmediata de los padres pero el autor mediato de la misma es Dios Creador.

Regular la eutanasia y el suicidio asistido como supuestos “derechos” es una expresión del relativismo ético del positivismo jurídico, que parte de la base que el ser humano puede disponer libremente hasta de su propia vida.

El Derecho permite disponer de algunos de ellos, subjetivos, a los seres humanos, cuando éstos sean disponibles.

Pero considerar la vida como disponible es en definitiva “cosificarla”, a la par de los bienes inmuebles o muebles, que todo sujeto de derecho puede disponer, por ejemplo de los que son de su propiedad, salvo las limitaciones establecidas en la ley.

Y como dice Santo Tomás de Aquino, la ley tiene un efecto pedagógico, por lo que legalizar tanto la eutanasia como el suicidio asistido puede hacer pensar a muchos que algo que es legal también sea moral cuando claramente no deben asociarse ambos conceptos en estos casos.

 Hacia esto parece conducir lamentablemente el mundo postmoderno. Sólo esperamos que el sentido común prime en los Parlamentos de los Estados y no se continúen considerando “derechos” cosas que en verdad, no lo son.


 

 www.amorsanto.com

19 de Mayo del 2009

Mensaje Público

NOVENA A LOS CORAZONES UNIDOS POR LA SANTIDAD DE LOS SACERDOTES

San Juan-María Vianney dice:  “Alabado sea Jesús.”

 

...“Santísimos Corazones Unidos, por la intercesión del Inmaculado Corazón de María, el día de hoy les pido que se aparte de mi corazón cualquier deseo desordenado de ser popular con la gente.  No pondré el amor al dinero por encima del pastoreo de mi rebaño.  Confiaré en la Divina Provisión de Dios.  Les pido valor y Santa Valentía para denunciar todo pecadoincluso los pecados que Satanás ha llevado al ámbito político, tales como el aborto, los matrimonios entre el mismo sexo, la eutanasia y la investigación con células madre embrionarias.  Señor, dame una lengua recta.  Amén.”

6 de Julio del 2009
Mensaje Público

Santo Tomás de Aquino dice:  “Alabado sea Jesús.”

“El Señor te ha hablado sobre las ‘revoluciones silenciosas’, revoluciones que se realizan insidiosamente y sin manifestaciones externas hasta que están muy avanzadas en su realización.  Cada una de estas revoluciones, ya sean políticas, morales o dentro de la misma Iglesia, comienzan primero en el corazón humano.  Para que esto pueda suceder, tiene que haber primero una debilidad o una falla en el Amor Santo;  esta debilidad conduce al alma lejos de la verdad.  Cuando se compromete la verdad, la recta razón deja de existir en el alma.”

“Así es como el alma se entrega a la rebelión;  rebelión contra la Voluntad del Padre y al compromiso de la rectitud.  Puedes ver esto fácilmente en los gobiernos que aceptan el aborto, la eutanasia y la violencia.  Puedes verlo en la degeneración moral a través de todo tipo de medio de comunicación.  Puedes verlo en la Iglesia, la cual en muchos sectores, ha caído en el amor al poder, al dinero y en la influencia del ‘New Age’.”

 

29 de Octubre del 2013 
Mensaje Público

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”

“Por favor comprendan que negociar la verdad sienta las bases para todo pecado. Si la verdad no se negociara, no habría controversia. No habría problemas como el aborto, la eutanasia o matrimonios entre personas del mismo sexo. Moralmente, las normas de cada persona serían rectas ante Mis Ojos.”

“Además, los políticos no serían interesados, sino abrazarían la honestidad. Todo liderazgo –laico y religioso– sería digno de confianza. Pero la realidad es que la verdad se cuestiona a cada instante. La controversia es el mal fruto que procede de la contradicción de la verdad.”

“Es por eso que durante estos tiempos Yo ofrezco el sello de discernimiento aquí en este lugar.”

 

22 de Mayo del 2014 

Mensaje Público

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”

“Mi Corazón está sumamente desolado hoy por la escasez de verdad en el liderazgo. Enfatizo nuevamente que el título no siempre equivale a la verdad. Dado que Satanás ha tapado tan hábilmente la verdad con sus mentiras, muchos han sido engañados para que consideren el mal como bien y el bien como mal. En consecuencia, tienen la aceptación a nivel mundial y aprobaciones legales del aborto, homosexualidad, el uso desordenado de embriones, la eutanasia y el uso ilícito de drogas.”

“Cuando recen por la conversión del corazón del mundo, pidan que a los líderes se les dé el discernimiento para reconocer el bien del mal. Esa es la gracia que hará que el liderazgo vuelva a la rectitud.”

Lean Gálatas 6:7-8 
No se engañen; de Dios nadie se burla. Pues lo que uno siembre, eso cosechará: el que siembre para su carne, de la carne cosechará corrupción; el que siembre para el espíritu cosechará para la vida eterna.