Sábado, Agosto 08, 2020

Política de Estado


Miércoles, 11 Enero 2012 00:20

Argentina necesita credibilidad

Los partidos políticos y todas las instituciones argentinas deben reflejar la credibilidad. Cuando hablamos de credibilidad nos referimos a la actitud de creer y de tener fe y confianza en todo lo que nos proponen y realizan los dirigentes de todos los ámbitos. En el ámbito político, quien más credibilidad tiene que tener es el Presidente de la República.

La credibilidad está directamente relacionada con la honestidad, la transparencia de los actos de gobierno, el alto grado de profesionalismo de los funcionarios, unido a la humildad de comportamiento. En Argentina tenemos una crisis de credibilidad, pues todavía nos falta un poquitito para tener una dirigencia que tenga una visión "supra-política" del país, es decir, una visión que vaya más allá de los intereses personales y de la fracción política a la que pertenecen los dirigentes. O, por decirlo de otra manera, necesitamos un poco más de amor a la patria y ser un poco más nacionalistas, en el buen sentido de la palabra.

Los argentinos deberíamos estar debatiendo, como tema principal, nuestro ingreso al mundo de los países desarrollados. Hace ya muchos años que deberíamos haber solucionado los problemas de vivienda, cloacas, inflación, desnutrición, industrialización, autopistas, radares, trenes, aumento del ingreso per cápita y tantas cuestiones más.

La realidad nos muestra que Argentina no ha pagado todavía la deuda que tiene con el Club de Paris, es uno de los tres países que tienen la tasa de inflación más alta del mundo, tenemos un déficit de millones de viviendas, pocas autopistas, rutas en mal estado, poca calidad educativa y, sobre todo, mucha corrupción en los todos los poderes del Estado... Los argentinos parecemos haber adaptado a nuestro país la famosa frase de Groucho Marx: "Éstos son mis principios, pero si hay dinero de por medio, tengo otros."

La deuda que el estado argentino tiene con el Club de París, asciende a poco más de 9 mil millones de dólares. Si el Estado no hubiera malgastado cientos de millones de dólares cada año en "Fútbol para Todos", si no se hubieran despilfarrado muchos cientos de millones de dólares en el programa "Sueños Compartidos", si no se hubieran gastado cientos de millones de dólares en demagógica propaganda oficial, todo eso más un pequeño porcentaje de las muchas decenas de miles de millones de dólares que se han fugado del circuito financiero, todo ese dinero hubiera alcanzado para pagar al contado la deuda con el Club de París. Y aun así, creo yo, tendríamos reservas internacionales por más de 100.000 millones de dólares.

Es lamentable que, habiendo tenido en el año 2003 una inflación del 6% anual, luego la hayamos multiplicado por cuatro en los años siguientes, hasta el día de hoy. En mi opinión, la década pasada es una década perdida, debido al desorden en las variables macroeconómicas y a la falta de honestidad y transparencia, sumado a la incompetencia de algunos funcionarios. Ésta década que ha comenzado en el año 2011, también puede ser una década perdida, en el caso de que nuestra Presidenta no realice cambios en su ideología, cambios de funcionarios y cambios en su estilo de gobierno.

No parece correcto que la Presidenta Cristina Fernández no quiera reunirse con los dirigentes de la oposición, con quienes pudo haber dialogado, debatido y consensuado muchas políticas de estado. La presidenta nos dice que quiere que haya políticas públicas que sean continuadas por todos los gobiernos subsiguientes. Ahora bien, el drama consiste en que los próximos gobiernos van a tener que desandar el camino de la mentira del INDEC y de la altísima inflación, si no lo hace la Presidenta.

La Sra. Presidenta dijo en un discurso, delante nada menos que de muchos presidentes latinoamericanos, que no son necesarias las metas de inflación. Si las únicas veces que la Presidenta menciona la palabra "inflación" es para decir que no es un tema importante, Argentina seguirá siendo el país de las oportunidades perdidas.

Ojala que este año se contengan los aumentos de salarios y precios, pues la inflación en Argentina tiene mucho de "inercia inflacionaria". Todos debemos comprender, especialmente los sectores sindicales, que no hace falta hacer ningún doloroso ajuste para moderar la inflación, simplemente es necesario un acuerdo por un año y respetar el acuerdo a rajatabla. Pero la mayor responsabilidad, después del gobierno, la tienen los sindicatos en este tema tan urgente de resolver.

Por lo demás, creo que la Presidenta, si quisiera, podría encontrar colaboradores muy fieles y competentes fuera de su propio partido político, e inclusive más fieles y eficaces que algunos de los funcionarios de su gobierno. Durante muchos años he estado escuchando en radio y televisión cuales eran las correcciones que debería hacer el gobierno en todos los temas relevantes, pero muchas veces no se han tenido en cuenta los consejos de muchos prestigiosos profesionales.

Quizás la Sra. Presidenta no necesita gritar desde el púlpito, golpear las palabras, mostrarse enojada o crispar con su estilo. Todo lo que ella haga para reducir la inflación y el gasto público, seguramente va a contar con el beneplácito de todo el pueblo argentino, pues para alcanzar la plena inclusión social, es absolutamente imprescindible una macroeconomía bien ortodoxa, que cuide el centavo, que permita producir y vender a todos los productores, que mantenga la estabilidad de precios y salarios.

Ojalá que a fines de 2012 Argentina haya recuperado un poquito del prestigio perdido y podamos leer en los diarios que la inflación bajó al 14%, que el gasto público se redujo sensiblemente y que los capitales vuelven a nuestro país para crear empresas que contribuyan a que alcancemos el pleno desarrollo, que ya deberíamos haber alcanzado.

Carlos Alberto Ferrari (Buenos Aires - Enero 12, 2012)

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén