Domingo, Agosto 20, 2017

Política de Estado


Sábado, 24 Septiembre 2016 10:26

Más de 500 académicos en Estados Unidos defienden la Doctrina de la Iglesia sobre inmoralidad de anticoncepción

 

Los expertos estadounidenses argumentaron que "las enseñanzas de la Iglesia Católica sobre el don de la sexualidad, sobre el matrimonio y sobre la anticoncepción son verdaderas y defendibles desde muchos campos, entre ellos las verdades de la razón y la revelación concerniente a la dignidad de la persona humana".

 

Más de 500 académicos en Estados Unidos defendieron la Doctrina de la Iglesia Católica sobre la inmoralidad de la anticoncepción, en un documento titulado 'Afirmación de la Enseñanza de la Iglesia sobre el Don de la Sexualidad', el 20 de septiembre pasado, en la Universidad Católica de América en Washington, tras el polémico escrito publicado por el 'Instituto Wijngaards para la Investigación Católica', en el que 150 académicos exigen un cambio en la Encíclica Humanae Vitae de Pablo VI, que fue ratificada por los siguientes Papas. 

Los firmantes argumentaron que "las enseñanzas de la Iglesia Católica sobre el don de la sexualidad, sobre el matrimonio y sobre la anticoncepción son verdaderas y defendibles desde muchos campos, entre ellos las verdades de la razón y la revelación concerniente a la dignidad de la persona humana", y destacaron el progresivo aumento del apoyo académico secular a la perspectiva de la Iglesia, incluso desde algunos sectores feministas que finalmente tomaron conciencia de los males que genera la anticoncepción en la sociedad. 

"La declaración Wijngaards representa seriamente mal la auténtica posición de la Iglesia Católica", advirtieron los expertos, al indicar que la posición de la Iglesia está basada primordialmente en "leyes biológicas". Asimismo, lamentaron la falta de atención de los autores del documento del Instituto Wijngaards, dado que sus argumentos "no ofrecen nada nuevo a las discusiones sobre la moralidad de la anticoncepción" y repiten conceptos ya rechazados por la Iglesia. Recordaron que la verdadera base es el designio de Dios para la sexualidad y el matrimonio.

 

 

verdadenlibertad.com

 

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

"El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral."

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Contáctese con nosotros

No dude en escribirnos

 

Sus comentarios son bienvenidos 

 

cferrari4@gmail.com

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Juan Pablo II

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén